Habían pasado dos años desde que el RAC hiciera las maletas y se trasladara desde Londres a la bella ciudad de York y el rally se estaba convirtiendo en uno de los eventos más famosos del país, aunque sin llegar al nivel de los Wimbledon o Grand National en prestigio, sin embargo, en lo referido a asistencia de público no tenían mucho que envidiar los citados eventos, aún estos contando con bonitos sombreros o con los ilustres Jimmy Connors o Bjiorn Borg. Sin duda, en ninguno de ellos podías disfrutar de la belleza que ofrece un Ford Escort RS MKI de competición, precursor del gran Ford Escort MKII, uno de los coches más completos de la historia de los rallys, o eso dicen los británicos, que se supone saben de esto…

 Ford Escort RS

Británicos que pudieron disfrutar de la presencia de la mayoría de sus más famosos pilotos locales, como Roger Clark o Tony Fowkes. De hecho, todas las miradas se posaban en el primero quien ya había vivido las mieles del éxito en este mismo rally en la edición anterior, pero recelosos de lo que pudieran hacer los siempre competitivos pilotos escandinavos quienes se desenvolvían con bastante soltura por los bosques próximos a la ciudad del jamón. Mi padre siempre decía que lo de curar el jamón no había que dejárselo a los ingleses y la verdad es que le doy toda la razón…

 Ford Escort RS

Con un mundial ya solventado con Alpine Renault en lo más alto, el RAC solo se convertía en una prueba para defender el prestigio de las marcas y los pilotos, aun así, ninguno de los grandes fabricantes como Ford, Saab, Fiat, Lancia, Alpine, Datsun u Opel, dejó de asistir al evento, provocando que los jamoneros hicieran su agosto debido a la gran afluencia de público que se congregó a tal efecto. En un año donde la crisis del petróleo había hecho mucho daño, el RAC se convertía también en un estímulo para incentivar la economía local.

 Ford Escort RS

En cualquier caso, el RAC en un intento de parecerse al Monte-Carlo se estaba convirtiendo en un rally muy caro para la organización. Por poner un ejemplo solo los tramos por los que discurría el rally eran propiedad de la Forestry Comission que también quería su parte del pastel, lo que se traduce en unos cuantos miles de libras. El patrocinio de Daily Mirror, Unipart y de la British Leyland hizo posible que se disputara el rally después de varias discusiones por derechos, etc.., y sobre todo la participación voluntaria de muchos de los aficionados llegados de todos los puntos del país para que la organización fuera perfecta. Estas circunstancias se explican muy bien en la revista Autosport, que no tiene parangón en la defensa patriótica del reino de su graciosa majestad. Quizás un ejemplo de lo que deberíamos aprender otros. 

 Ford Escort RS

Para esta edición del rally se había recuperado la jornada que fue eliminada el año anterior, por lo que el rally se disputaba desde el sábado 17 de Noviembre al miércoles 21 del mismo mes con dos paradas nocturnas para descansar, siendo la jornada matutina final del miércoles la que discurriría a través de los bosques del Yorkshire. La ya nombrada crisis del petróleo junto con un campeonato ya definido provocó que se redujera el trazado del rally descartando los tramos que discurrían en el oeste de Escocia con el fin de reducir la distancia a recorrer y por ende la cantidad de combustible consumido por los coches, sus vehículos de apoyo, etc…

 Ford Escort RS

Durante la primera especial, especialmente difícil era la suerte de transitar a través de las puertas que delimitaban las fincas privadas por donde transcurrían los tramos. Más de una puerta tuvieron que arreglar y pintar después que el grupo pasara por ellas. El paso por Sutton Park, una vez el rally entró a disputar la segunda especial los tiempos mejoraron ostensiblemente debido al asfalto de las vías rápidas y a la no presencia de espectadores en medio de las mismas.

 Escort RS

Llandrindod supuso el punto de inflexión para que el rally hiciera selección natural entre los participantes. Mikkola se salió y se rompió un hueso de la mano, Alen pierde la parte trasera del coche y antes del volver a la pista ve como el Datsun 240Z de Tony Fall y Mike Good decide emprender el vuelo y llevarse puestos unos cuantos árboles, otro de los Datsun oficiales, el de Chris Sclatter sufre un accidente ya entrado en Gales. Ambos pilotos comentaron que tenían problemas en los frenos traseros que al parecer por su falta de eficacia obligaban al bloqueo de los delanteros haciendo el coche inconducible.

 Ford Escort MKI

El sueco de Saab, Stig Blomqvist perfiló un tronco bordeando una zanja y aunque pudo completar el tramo también se vio obligado a retirarse por los numerosos daños causados en su Saab 96 V4. En ese año Saab había decidido cambiar el color de sus coches del rojo al crema y Erik Carlsson comentaba a Blomquist “Es el color, muchachos; Eso es lo que ha pasado”

 Ford Escort MKI

En la mañana del Lunes el rally retorna a York y parte hacia Manchester. Solamente había un coche que entendía perfectamente las exigencias de la carrera y ese no era otro que el Ford Escort MKI, que Timo Makinen pilotaba. Tramo tras tramo el finlandés se alejaba de sus rivales relegando al resto de coches a la disputa por la segunda plaza donde, una vez hundidos en la clasificación tanto los Fiat como los Lancia, el BMW 2002 de Waldegard luchaba con el Escort de Clark, el Saab de Lampinen, el Volvo de Walfridsson y el otro Escort MKI de Alen.

 Ford Escort MKI

Y con este escenario subía el telón la jornada definitiva del Rally. Clark apretaba a Waldegard provocando que el sueco cometiera u error y se saliera de la pista chocando con unos árboles. A Alen le gustó la jugada y quiso repetir la misma actuación de su contrincante sueco. Ambos tuvieron la suerte de poder reincorporarse a la carrera, pero solo el finlandés pudo optar a la lucha por el podio. Solo quedaba el Saab 96 v4 de Lampinen quien viendo lo que ocurría soñaba con esa segunda plaza, pero su coche perdía agua por el radiador de manera alarmante y cuando detuvo su coche en uno de los controles su motor dijo basta entre vapor y explosiones. El final del rally trajo consigo un podio completamente dominado por los Ford Escort RS MKI conducidos por Timo Makinen/Henry Lindon en primer lugar, seguidos de Roger Clark/ Tony Mason en segunda posición y para terminar el podio con los finlandeses Timo Makinen/Ikka Kivimäki. Era el último RAC sin campeonato de pilotos, 1974 fue el año que empezó a reconocer la labor de los pilotos con su propia competición

 Ford Escort MKI

Ford Escort RS MKI Superslot

El fabricante británico nos ofreció hace ya 10 años esta reproducción de el Ford Escort RS MKI que consiguió la victoria en el RAC de 1973. Y estaba en uno de mis debes el dedicar una entrada a esta joya que en mi opinión es uno de los coches de rally más elegantes que hemos podido ver en los eventos de esta maravillosa modalidad

 Escort 1973

La tampografía que luce el coche es quizás lo más talentoso de la reproducción. EL patrocinador lechero con rimbombante nombre “British Milk Marketing Board” luce a las mil maravillas en toda la librea y aunque desconozco la calidad del líquido elemento anunciado, reconozco que solo verla deja un buen regusto.

 Escort 1973

Cuando el coche nos mira de frente nos amenaza con su nada disimulada agresividad, siendo una reproducción muy fina, salvo que la rejilla debería ser cromada, aunque hay testimonios que aseguran que el negro era su color. Era habitual en aquellas carreras cambiar piezas del coche procedentes de concesionarios o de particulares que no siempre coincidían con las que el coche montaba al principio del rally o las que llevaban en las asistencias, por lo que llevar una versión u otra en esta reproducción me parecen un tema menor.

 Escort 1973

 Escort 1973

Los pasos de rueda quizás estén algo exagerados. Es cierto que en la versión de calle no existían, pero los coches preparados para competición los tenían acentuados, aunque no demasiado. Es por eso que creo que la sensación es que el coche está ensanchado.Las llantas muy en la línea de la calidad que ofrece siempre el fabricante inglés refuerzan el buen hacer en este coche

 Escort 1973

Doy la vuelta al coche y lo que vemos es una zaga muy bien terminada, una vez más la tampografía luce a gran nivel. Aunque le falla un detalle importante. Muchos de los coches de la época montaban una luz trasera blanca, generalmente a la izquierda de la matrícula (En el Ford Capri publicado en la galería de esta misma web podéis ver a qué me refiero). Después de visualizar varias fotos de la zaga también se echa en falta dicho detalle, pero no voy a ejecutar en la guillotina a este coche por tal defecto. Eso sí no está demás que en futuras revisiones del modelo apareciera el detalle.

 Escort RS

 Escort RS

Por lo demás el coche luce muy cuidado en todos los detalles, ambas tapas de los depósitos de aceite y gasolina, los tiradores de las puertas…

 Escort RS

 Escort RS

 Escort RS

El interior, decorado también ralla a gran altura, algo de agradecer. Incluso las caras de los pilotos no parecen maniquíes de “El Corte Inglés”, aunque no se iban a llevar precisamente a las guapas de calle

 Escort RS

 Escort RS

La dinámica que marca el devenir del coche por la pista son los típicos de Superslot, es decir, en cuanto le quitamos la adherencia magnética el coche no es recomendable ni para pasear a Miss Daisy.

 Escort RS

La última Vuelta

Superslot presume una vez más de músculo para realizar reproducciones de mucha calida. Y aunque este Ford Escort RS MKI no es perfecta, si es lo suficientemente atractiva para cualquier aficionado a los rallys. Además, con esta librea, en mi opinión, se convierte en uno de los imprescindibles de cualquier colección.

 Ford Escort MKI

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2019. Powered by Luis Vega. All rights reserved