La nueva referencia de OSC corresponde a un coche de rally de leyenda con una piloto de rally de leyenda que participó en un rally de leyenda. En principio la combinación era perfecta, lástima que el modelo en cuestión paso sin pena ni gloria por la carrera elegida por culpa de la presión del aceite.

Como dato histórico que ilustre un poco esta entrada, baste citar que la carrera fue el Rally de Montecarlo en su edición de 1986, donde los amigos Toivonen y Cresto se dieron un paseo a bordo de su nuevo y esbelto Lancia Delta S4. Y aunque el llevarse por delante el coche de un espectador pudo dejarle fuera de la carrera, sus más que magníficos mecánicos hicieron que, lo que parecía un amasijo de hierros, se convirtiera nuevamente en el tremendo coche que en realidad era, lo que llevo al malogrado piloto finlandés a meterle más de 4 minutos al segundo clasificado, su compatriota, Timo Salonen, quien afirmaba que seguir el ritmo de Toivonen era un suicidio.

 

El Peugeot 205 T16 EVO II de OSC era la segunda referencia que llegaba a mi vitrina y pensé que sería el último 205, puesto que aunque a alguno no se lo quiera parecer, el precio de casi 80 euros es una barrera para coleccionar modelos iguales. Máxime cuando el modelo elegido aportaba a la historia del rally de Montecarlo lo mismo que un pez al alpinismo.

Pero claro, siendo fiel seguidor de la francesa que va dentro del coche y con los añadidos que le han puesto al modelito de marras: véase, nuevo chasis, motor simulado, etc… pues claro…la carne es débil…Ya mo me simpatizan mucho los chicos de OSC, me hacen gastarme el dinero. Bueno… al menos hasta el próximo Delta S4.

Peugeot 205 T16 EVO I OSC

Una vez más he de rendirme a los pies de OSC por el nivel demostrado a la hora de reproducir un coche de rally. Como ya he comentado, esta no sería la librea que yo hubiera elegido para una nueva decoración pero ciertamente el modelo es sensacional.

El coche se presenta en la ya habitual caja negra con logo plateado típico de la marca. Envuelto en espuma y papel burbuja el coche se conserva lejos de cualquier arañazo. Además viene acompañado de una antena para situarla sobre el techo del coche y otra de repuesto por si perdemos la anterior. También se ha sustituido el motor de repuesto que encontrábamos en el EVO II por una guía de recambio.

El aspecto general del coche es soberbio, se me hace difícil recordar algún coche que ande cerca de la calidad de este Peugeot. Es una reproducción que no deja margen al error y no se permite flojear en ninguno de sus aspectos.

Punto fuerte, que defiende el fabricante a capa y espada es el que hace referencia a la tampografía. Limpia y precisa, hay que acercarse mucho con la cámara para sacarle los colores.

Y es que desde cualquier ángulo que elijas para mirar el coche puedes encontrar el cariño y afecto con el que se ha fabricado este Peugeot, el cual permite deleitarse a cualquiera que se pare a fijarse en alguno de los detalles, como es la parrilla lateral debajo de las ventanas traseras o los limpiaparabrisas.

Las llantas son algo excepcional, en mi opinión, superando en calidad a las de las anteriores referencias, que ya eran de mucha calidad. Los faldones de detrás de las ruedas son ahora más ligeros y flexibles

A las ya bien trabajadas anteriores referencias del fabricante asturiano, hay que añadir el esfuerzo que se ha hecho para tener por fin un interior digno de un coche slot. Desde los modelos del madrileño Fly Car Model no había visto algo así en una reproducción. Lo que hace desear que cunda el ejemplo en otros fabricantes.

La pena, son esas tulipas de los faros delanteros que podrían haberlas evolucionado, al igual que un grupo de faros supletorios delanteros habría distanciado esta reproducción sobre la primera referencia del fabricante.

La última vuelta

A cada referencia que OSC pone en el mercado podemos observar que la calidad de las reproducciones mejora y este 205 es una buena muestra.

Hay que ver lo rápido que un fabricante se ha hecho un hueco en este difícil mundo del slot y aunque nos cuentan que el trabajo no ha sido fácil, lo que si eran fáciles eran los objetivos a marcar. Una reproducción de un coche bien elegido, con una calidad en los acabados excelente, que además se puede jugar con él sin tener que hacer prácticamente nada y para terminar que esté presente en los campeonatos locales y nacionales de este nuestro mundillo con unos resultados más que satisfactorios.

Para mi solo tiene dos peros: Uno, si es que lo es, puede ser el precio. para algunos 80 euros es una barrera grande para acercarse a estos modelos. En cualquier caso, en mi opinión, el desembolso merece la pena. Y dos, que todavía no lo es, esperemos que no hagan de los refritos un activo, ya que Fly Car Model, salvando algunas distancias, empezó igual de bien.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2020. Powered by Luis Vega. All rights reserved

error: Este contenido está protegido