En la última entrega que Altaya ha enviado a sus clientes suscritos podemos encontrar el maletín para guardar los coches, las tapas del primer tomo de la colección y por supuesto los fascículos con las partes del coche que hoy tratamos. El Renault 5 Maxiturbo pilotado por François Chatriot y copilotado por el también francés Michel Périn en 1985 en el rally Tour de Corse, englobados en el mítico grupo B, quienes tuvieron que abandonar por problemas con la transmisión.

Otro Maxiturbo, ya comercializado por Tecnitoys, fue el que se adjudicó la victoria en dicho rally, concretamente el coche perteneciente al equipo elf-Philips y que fue pilotado por Jean Ragnotti, también conocido por el acróbata, y Pierre Thimonier, quienes dieron la campanada por encima del 205 T16 de Bruno Saby y Jean-François Fauchille, unico 205 que acabó la carrera.

El rally estuvo caracterizado por los diferentes abandonos de la mayoría de los favoritos, lo que no implica que para los ganadores fuera un camino de rosas el hacerse con la victoria en este rally con 29 especiales y más de 1600 km de distancia que comenzó y terminó en la misma localidad de Ajaccio durante los primeros días de Mayo del 1985. Aunque la muerte del bravo Attilio Bettega forzó la retirada de la carrera del equipo Lancia y facilitó un poco la consecución de la victoria del francés.

La verdad es que ha sido una gran satisfacción conseguir este coche y es porque pertenece a la clase A de las calidades que presenta Tecnitoys en sus reproducciones, lo que confirma aún más mi teoría de que los modelos más modernos de la marca española presentan mejores calidades que los de hace unos años. Ya en el modelo comercializado en tienda se podía comprobar esta mejora, sin embargo el primer modelo de altaya, el de Sainz, no estaba a la altura, aunque en realidad, en esa colección es de los pocos que rayan a una altura más o menos aceptable.

Exteriormente el coche es bastante correcto, sin grandes fallos de tampografía, aunque presenta varios defectos de inyectado, concretamente el coche tiene un bulto en la parte izquierda del catadrióptico trasero izquierdo que no sabemos si es que le han querido montar el KERS u otro extraño artefacto.

A título personal encuentro que el color mostaza Dijon que presenta el coche no se correspondiente correctamente con el modelo real, que mostraba una tonalidad más oscura, pero en este aspecto del coche no he de profundizar por mi limitación varonil de únicamente percibir la vida en 8 colores. La opinión imparcial de mi cónyuge está más a favor del reproducido por la marca catalana, pero es que ella ve la vida en 64 bits.

Por lo demás podemos inferir que el coche está muy bien realizado y su aspecto general es de ser un coche bastante bonito. La tampografía es muy correcta y los detalles muy bien terminados, las tomas de aire, ópticas, marcos limpias, etc son bastante acertados, destacando las dos luces delanteras amarillas que también se iluminan con el motor en marcha dando al coche ese punch que sitúa a los coches de tecnitoys por encima de las otras marcas

Podemos observar con satisfacción cómo el interior del vehículo está decorado y no es solamente un mero espacio oscuro en la que se incluyen dos tristes figuras que aparentemente conducen el coche. Y es que la tampografía que presenta el interior del coche, así como el detallado de los pilotos es más que satisfactorio.

La última vuelta

Uno más. Se trata de una nueva decoración de un coche ya reproducido anteriormente en otra colección de la marca y también comercializado en tienda, por lo que no ofrece demasiada frescura, máxime teniendo en cuenta que su hermano menor, el Renault 5 Turbo, ya vendido por Tecnitoys con la misma decoración ya lleva tiempo en el mercado.

En mi opinión ya son demasiados los Renault 5 que hay en el mercado y aunque existan diferencias entre el copa, el turbo y el maxiturbo, en esencia no dejan de ser muy similares, teoría reforzada además por la repetición de alguna que otra decoración.

Aún así, a mi no me disgusta pasar por la vitrina y coger este maxiturbo para darme unas vueltas con él, disfrutar de la espectacular iluminación que presenta y pilotar un coche de semejantes prestaciones al tan divertido Ford Fiesta JWRC de la misma marca.

No ganará carreras, pero llegará a la última vuelta en una posición digna de mención

Copyright © ÚltimaVuelta.waskalas.com 2009-2019
Powered by Luis Vega. All rights reserved.