Tan cierto como que todos tenemos verdaderas joyas en nuestras colecciones también disponemos de verdaderos patitos feos que insospechadamente han llegado a nuestras manos. Y es que una vez que los tenemos en casa y los miramos con detenimiento comprobamos que aquellas virtudes que a priori parecían demostrar en la tienda, son en realidad sumas enteras de defectos, en definitiva, verdaderos engendros de la sombra. Son el ejército de las tinieblas.

Nuestro primer engendro de hoy es el Clio Show Car de Ninco. Coche que completa mi colección de Clios pero que salvo esa premisa el resto del coche es claramente un miembro activo de las horripilanteces sloteras.

Y es que a quién se le ocurriría decorar un show Car como una mala copia de un burdo cuadro tecnopop de mediados de los 80.

Y es que el maligno se muestra en muchas de nuestras reproducciones, y no porque el coche pueda ser feo, si no porque la decoración elegida por algún avezado diseñador es de tan dudoso gusto como ver cenar a Boris Izaguirre atiborrándose de los conocidos Wrap del famoso Burger. Claro ejemplo de esto es sin duda este Simca 1000 de Revell, coche bonito donde los haya al que le han pintado este engendro de decoración.

¿Efecto barro, nieve o verdadero “cagallón de paloma”? Scalextric es especialista en realizar decoraciones de alto nivel cochambroso y entre ellas figuran este Citroën Xsara efecto nieve, cuyo efecto puede pasar por ser uno de los más oscuros pensamientos de cualquier criatura del averno.

Nótese la dificultad para realizar la decoración. Nótese la ironía en la afirmación

El club scalextric es punta de lanza en la creación de decoraciones capaces de producir las más regurgitadas nauseas en cualquier observador. Sirvan estos dos ejemplos para comprobar la contundencia de esta afirmación.

La persona que eligió estas decoraciones podía mostrarnos el interior de su hogar, lo digo para acertar en decorar la nuestra, sería tan fácil como elegir el estilo completamente opuesto.

Pero es que nadie se libra. Incluso Fly, quien ha osado manchar un Chevrolet Corvette como este para reproducir una decoración completamente lamentable.

Ninco fue poseída por la fiebre de proteger y servir y por ello nos castigó a los aficionados con estas dos reproducciones de coches de policía. Uno de la ínclita, perínclita y nunca bien ponderada benemérita (obsérvese el detalle de las sirenas) y otra, sin el orgullo ibérico, del “Cheriff Lobo” de turno de sabe Dios qué condado.

Y no contenta con ello nos colocó en el maletín pro del Megane Trophy una especie, y digo especie como forma de vida, de carrocería color Blandiblú moquete imposible de vestirle con una decoración que no fuera la de los famosos rotuladores fosforescentes.

Otro fabricante de este museo de los horrores es sin duda SuperSlot, no queremos recordar aquellos años en los que sus coches podían encontrarse en cualquier mercadillo del sur de Transilvania entre las ristras de ajos y los tochos empuntados de madera, pero aún cuando los acabados se han transformado en algo espectacular, modelos como este impronunciable coche de marca Caterham hacen de superslot un serio aspirante a fabricante de la Fiat Multipla, belleza sin par de las carreteras europeas.

Pero tiene que haber un comienzo. ¿Quién fue el primero en colarnos un horror como un coche de slot bello y sin paliativos? No pudo ser otra, Exin la grande, la gran Exin.
Ya no solo fue el Wankel, el Sigma o el Chaparral, incomprensiblemente coches que gozan de las simpatías de muchos de nosotros. Es que el gran horror del fabricante catalán no es otro que este McLaren F1, cuyo pecado ha quedado sin expiación y ha sido perpetrado nuevamente con premeditación y alevosía en forma de Vintage de la mano de Tecnitoys.

La última vuelta.

Pero en esta carrera de engendros de la sombra, terribles diatribas mentales perpetradas por mentes sin el más mínimo sentido estético tiene su punto culminante en este capitán general del ejército de las tinieblas. Coche imposible de concebir sin estar bajo los efectos de las drogas más oscuras en los antros más obscenos de la noche en compañía del Señor oscuro de Mordor y los demonios más aberrantes pobladores de la mente del genial Lovecraft.

Paco Pastis gana la carrera con más de cien mil cuerpos de ventaja. Sin duda

PD: Cierto es que son muchos los coches que podrían formar parte del ejército de las tinieblas, pero para poder mostrarlos primero debería adquirirlos y eso no va a pasar…¿o sí?

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2019. Powered by Luis Vega. All rights reserved