MG Metro 6R4 Boucles of Spa 1986 Team Slot

jueves, 09 abril 2009
Escrito por: waskalas

Después de una década para olvidar el fabricante británico Austin Rover propone a su empresa matriz, la British Leyland, la fabricación de un nuevo vehículo que vería la luz con bastante buena aceptación. El nacimiento del MG Metro era ya un hecho. Era 1981.

John Davenport era el director de Austin Rover Motor Sport y queriendo ser continuista con los triunfos de los famosos Triumph TR7 y TR8 trazó un plan para sustituir al Rover SD1 del grupo A, cuyos éxitos en rally no terminaban de llegar, aunque tanto en la DTM como en la BSCC consiguieron algunas victorias.

Davenport siguiendo sus instintos desoyó las voces que desde dentro de su departamento de preparadores le demandaban una preparación motriz de dos ruedas y decidió seguir los pasos del fabricante alemán Audi preparando un coche con transmisión a las cuatro ruedas.

El dinero era un problema debido a los malos resultados del SD1 en rallyes, pero Davenport consiguió convencer a Tony Ball, para que apoyara el proyecto con 50.000 libras esterlinas, justificando tal ingreso con la excusa de la fabricación de un coche para su exhibición en el internacional NEC show

Prácticamente sin dinero el equipo de Davenport ideó un chasis, lejos de los habituales de serie, para fabricar un coche de rallyes. Apoyado por Patrick Head, ingeniero jefe y Frank Williams, dueño de la exitosa en ese momento, escudería de Fórmula Uno y a través de sus patrocinadores, la British Leyland, propietaria a su vez de la Austin Rover, Davenport pudo introducir en el diseño del chasis las soluciones más punteras de la época.

Un año después Patrick Head y John Piper trabajaban casi al 50% sobre el nuevo MG Metro. El principal problema de diseño del coche era cómo meter un motor Rover de 3500cc y 8 cilindros en V en el frontal de un Austin Metro, y es que aún recortando el bloque, el piloto tendría que conducir desde el asiento trasero, lugar desde donde la visibilidad era prácticamente nula.

Por consiguiente se construyó un nuevo chasis basado en un suelo metálico acoplado a un chasis tubular, la caja de cambios fue fabricada por Williams y los diferenciales para el 4×4 por Fergusson Y fue ese mismo 1982 cuando el coche se entrega a Austin Rover para que comience su desarrollo.

MotorSport fue el encargado de probar el coche frente al Audi Quattro, referente de la época y se vio que aunque no tenía la suficiente velocidad en recta, su comportamiento en las curvas le daba mucha agilidad. Por lo que con trabajo podría ser un enemigo temible para sus competidores.

Después de probar varios motores Patrick Head encargó a British Leyland que le fabricara una versión del motor V8 de Rover derivado a V6. Cliff Humphreys fue el encargado del proyecto en Cowley, y después de muchas filigranas el británico consiguió que el motor funcionara a las mil maravillas en el pequeño Metro. La versión final del Metro montaba ese V6 de 3 litros y 24 válvulas produciendo la nada desdeñable cifra de 410 CV a 9000 vueltas

El 6R4 fue presentado en Febrero de 1984 y se utilizó el resto del año para mejorar su aerodinámica, convirtiéndole en el coche de carreras que podemos ver en las fortografías.

La realidad es que el Metro nunca resultó un coche demasiado competitivo frente a los demás equipos del grupo B, quienes montaban motores turboalimentados. Aún así debutó con podium en el RAC de 1985 al volante de Tony Pond y Rob Arthur, resultando ser la cara de la moneda, ya que la cruz la dieron Malcon Wilson y Nigel Harris, quienes con el otro Metro se vieron obligados a abandonar debido a problemas mecánicos.

El otro resultado reseñable fue un cuarto puesto al año siguiente en San Remo siendo esta vez Wilson la cara de la moneda. Este 1986 iba a ser el año de la evolución del 6R4 y la promesa fue que el coche estaría a la altura de los S1, S4, 205 T16 y compañía, pero resultó ser un año desastroso, los resultados no llegaron. La muerte de Toivonen y el cerrojazo al grupo B por parte de la FIA hizo ver a Davenport como su proyecto era cancelado

Sin embargo nadie dudaba del potencial del coche. De hecho, el bloque fue reutilizado y desarrollado en el supercar XJ220 famoso de Jaguar.


MG Metro 6R4 Team Slot

Este coche fabricado en resina forma parte de una serie que formó parte del mítico Grupo B de rallyes en los 80. Y a día de hoy no deja de ser uno de esos modelos de culto que cualquier buen aficionado suspira por tener entre sus joyas.

Hay que decir que no se puede mirar la resina bajo los estándares actuales de fabricación, ya que la evolución que han sufrido las resinas en estos últimos años es más que notable, introduciendo elementos no fabricados en la propia resina como son faros, emblemas, etc… que enriquecen las reproducciónes de manera notable

Pero observar este MG Metro desde la perspectiva de cuando se fabricó es una auténtica gozada. Se trata, además de una resina que se puede poner en pista sin temor, ya que monta un chasis del mismo fabricante que permite bajo la bandeja de lexan diseñar una configuración bastante competitiva.

Aún así, también se puede considerar un buen ejemplar para guardar en nuestras vitrinas, debido a que junto a los Delta S4 y los Audi Quattro S1 luce una brillante presencia. La decoración corresponde al modelo original pilotado por los belgas Marc Duez y Willy Lux en el Rally Boucles of Spa en 1986 y es una de las más vistosas que este 6R4 llegó a vestir.

Y es que no me canso de observar a este pequeñín cómo sortea las curvas pese a su contenida batalla, su espectacular frontal aderezado con un imponente alerón, o su más que ensanchada zaga acorde con la del modelo real. La sensación es la misma que la que se puede experimentar al pilotar un Renault 5 Turbo de la marca Scalextric, salvo por el peso, ya que en este Metro es un handicap a tener en cuenta. Pero con cuidad podemos hacer de él un coche muy divertido.

La úlltima vuelta.

Las resinas de Team Slot no tienen comparación con las actuales de Hobby Classic, Slot Classic y los grandes orfebres de hoy, pero en su momento fueron una buena alternativa al plástico y ofrecía unos modelos al mercado del gusto de todos los aficionados a los rallyes.

Por ello y considerando que aunque Team Slot tiene otras resinas de mejor calidad que la de este modelo no podemos permitir que el MG Metro 6R4 entre en la última vuelta sin ocupar una de las plazas de honor al final de la carrera. Aún así quedamos a la espera de ese prometido modelo en plástico tan esperado por la mayoría de nosotros.

Otras entradas

Suzuki Swift JWRC Rally de Argentina 2006

Suzuki Swift JWRC Rally de Argentina 2006

Los británicos Guy Wilks y Phil Pugh participaron en el rally de Argentina de 2006 a bordo de un Suzuki Swift JWRC ocupando la posición 19 al final del rally pero siendo primeros en su categoría.

Skoda Fabia WRC Rally Sanremo 2003

Skoda Fabia WRC Rally Sanremo 2003

Didier Auriol y Denis Giraudet participaron en el Rally de Sanremo de 2003 acabando la prueba en la posición 12, a más de un cuarto de hora del ganador. Se esperaba más de su Skoda Fabia WRC, pero fue un coche que nunca cumplió con las expectativas hasta su sucesor, el Skoda Fabia R5.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2021. Powered by Luis Vega. All rights reserved

Colabora:

error: Este contenido está protegido