Seleccionar página

Obtener ciertos conocimientos básicos sobre el funcionamiento de nuestros cochecitos nos va a permitir adaptar mejor nuestras máquinas a los tramos, tanto en pista de velocidad como en tramos de rally. Conceptos como Desarrollo, Relación, Par, etc… a veces se nos presentan como elementos de difícil digestión y para aficionados menos expertos son un muro de difícil franqueo.

Cuántas veces nos han dicho que para que el coche funcione mejor en una pista o en un tramo que acortemos el desarrollo o que lo alarguemos, que montemos una relación de 10/27 o que subamos un poco el par del motor.

Muchos de nosotros al final terminamos confiados de los consejos del piloto experto para montar en nuestros coches una relación u otra y muchas veces no nos funciona como querríamos. Esto es debido a que la manera de conducir de unos difiere de la de otros y muchas veces no sabemos sacarle el jugo que nos ofrece la ayuda que nos prestan.

Transmisión, relación y desarrollo

La transmisión es el concepto que describe la forma en que el motor envía la potencia que genera a las ruedas motrices. En el caso de nuestros motores se transmite desde el eje motriz de motor al piñón, quien a su vez engrana con la corona, las cuales giran y hacen que el coche se mueva. Vamos que un poco más y descubro América

Aún siendo conceptos que se diferencian en ciertos matices para la mayoría de los pilotos la relación y el desarrollo se pueden considerar un mismo concepto. El caso es que aunque a priori el desarrollo pueda parecer un tema trivial, la realidad es que la elección de la transmisión es un tema poco intuitivo que nos puede llevar al error con cierta facilidad. Mi amigo nicolas_ecg de Ases me mostró de manera muy sencilla la manera de entenderlo mejor

Los elementos que podemos manipular en slot para mejorar la transmisión o el desarrollo son el piñón y la corona, y para modificar el desarrollo además de estos dos primeros, podemos modificar las llantas y los neumáticos

El utilizar un piñón u otro o una corona u otra va a tener una influencia directa sobre el desarrollo. Si utilizamos un mismo piñón y aumentamos el número de dientes de la corona comprobaremos como el coche desarrollará más potencia, por el contrario la velocidad punta disminuirá.

Cuando lo que modificamos es el piñón, a mayor número de dientes con una misma corona conseguimos un desarrollo más largo con lo que se consigue mayor velocidad, pero menos aceleración y freno

Con un ejemplo práctico lo vemos mejor. Si unimos un piñón de 9 dientes con una corona de 27 la relación será 9/27 (27:9=3) tendremos una relación más larga que si unimos un piñón de 9 dientes con una corona de 28 dientes 9/28 (9:28=3,11), por lo que una relación larga proporcionará más velocidad y menos freno que una más corta. Así que una relación 9/27 te da más velocidad y menos aceleración y freno que una 9/28. Así, una 10/27 (2,7) es también es mas larga que un 9/27 (3).

Por lo que en la medida que disminuyamos el valor de la división entre el número de dientes de la corona por el número de dientes del piñón el desarrollo final será más largo, por lo que el coche tendrá una superior velocidad punta pero una inferior aceleración y freno

Otra variable que marca el desarrollo final del vehículo son el diámetro de las llantas y la medida del perfil de los neumáticos, a medida que aumentemos el diámetro del conjunto llanta-neumático más largo será el desarrollo.

También conviene tener en cuenta es el diámetro de las llantas, a medida que aumentemos el diámetro del neumático/llanta más largo será por tanto el desarrollo, por lo que el coche tendrá una velocidad mayor y una aceleración y freno mas débil.

Par

Hemos visto como influye la transmisión en el desarrollo del coche y más directamente sobre las ruedas motrices, pero ¿cómo influye la transmisión de los coches de slot en el par del motor? Para ello nos preguntamos qué diferencia hay entre una relación 8/24 y una relación 9/27. La respuesta es sencilla, no entregan la misma potencia (par) al eje motriz (del motor)

El diámetro de los piñones habitual para motores en posición longitudinal (in line) es de 5,5mm, independientemente del número de dientes que tenga. Sin embargo el diámetro que presentan las coronas (tamaño) difiere en función del número de dientes que presenten. Las coronas Slot.ít, que son un referente en el mercado, presentan los mismos diámetros en coronas de 23 y 24 dientes, pero en coronas de 25 y 26 dientes dicho diámetro es mayor. En medidas superiores la progresión se cumple.

Mi buen amigo, el Doctor Tracker, cuando me explicó este asunto me proporcionó un ejemplo que creo es muy ilustrativo de lo que queremos decir.

Si intentamos abrir una puerta apoyando la mano en la parte más interior de la puerta y por tanto más alejada del pomo comprobaremos que es mucho más complicado conseguir que se abra que si empujamos la puerta desde el pomo. Lo mismo ocurre con la transmisión. Las coronas de un diámetro superior transmiten mucha más fuerza al eje motriz y por tanto aumentan el par del motor.

Por ello en función de tu manera de conducir si lo que quieres es más potencia, más par, vigor y freno (ya que el efecto también ocurre en la frenada, de los dos desarrollos de arriba has de montar el 9/27 que tendrá más par, pero si a tu manera de conducir le beneficia una conducción más suave, un par menor y menos freno elije el 8/24

Engranaje

En todo esto se reduce la teoría, siempre y cuando los materiales que utilicemos sean perfectos, pero la realidad es que muchas veces nos encontramos que según materiales de qué marca utilicemos mejorarán el engranaje y por ende la transmisión. Solo contar la de veces que hemos combinado coronas de una marca y piñones de otra e incomprensiblemente no se comportan como esperamos. Si la corona y el piñón no engranan fino lo mejor que podemos hacer es probar otra cosa.

El truco es medir el consumo de un motor en vacío, es decir sin montarle la corona, a una misma tensión, por ejemplo 5 voltios y apuntar el resultado a continuación le montas la corona y lo pones a rodar aproximadamente sobre 15-20 minutos a los mismos 5V. Si después de ese tiempo el consumo con la corona montada supera el 25% sobre el consumo en vacío, es que la cosa está mal. Si por el contrario, los consumos no superan ese 25% adicional podemos pensar que el acoplamiento es bueno.

Si no disponemos de un aparato que mida esto lo tenemos que hacer a ojo. El ruido que desprenda la transmisión puede ser de gran ayuda para comprobar qué combinaciones funcionan mejor. Si no medir los tiempos en pista suele ser lo más efectivo.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2020. Powered by Luis Vega. All rights reserved

error: Este contenido está protegido