Seleccionar página

Peugeot 404 Rally Safari 1968

viernes, 11 febrero 2022
Escrito por: waskalas

En 1968 Los kenyanos Nick Nowicki y Paddy Cliff consiguieron la victoria en la 16 edición del Rally Safari a bordo de un Peugeot 404. 15 años habían pasado ya desde el estreno de Rally East African Safari y poco a poco iba sacando sus codos y convirtiéndose en uno de los principales rallys del panorama internacional con la etiqueta de ser el rally más severo del mundo.

Peugeot

El problema que siempre ha tenido el rally es la dificultad en conseguir que los equipos oficiales, los llamados de fábrica, inscriban sus vehículos para la participación en el mismo. Dificultad motivada principalmente por tres razones: El gasto que supone mover un equipo desde Europa a África, la aparente ventaja previa de los pilotos locales, cuya experiencia y conocimiento del terreno es, a priori, muy superior a la de los pilotos foráneos y el más importante, el pobre mercado potencial del continente africano. No conviene olvidar que el principal objetivo de los fabricantes es vender más coches.

Peugeot

Pero el buen hacer de la organización situando al rally entre los más importantes, como el Monte Carlo, Tour de Corse, etc…hizo que algunas marcas pusieran sus ojos en el rally. Así fue como Peugeot, que había salido victoriosa en las dos últimas ediciones del Safari (1966 y 1967) quiso renovar triunfo en la de 1968, con el objeto de seguir subiendo las ventas.

Peugeot

Que el safari era un rally único no tiene discusión Su recorrido, a lo largo de sus casi 5.000 km circula por carreteras públicas, de las que muchas veces la definición e carretera es un apelativo generoso o cuando menos cariñoso. Por ejemplo, desde Nairobi a Mombasa, los 500 Km se recorren por caminos sin acondicionar. Murrum, cuando no hay lluvias es una tierra dura, polvorienta y llena de baches, sin embargo, cuando llueve es una trampa de barro continua. En las zonas “asfaltadas”, los numerosos socavones se rellenan con un compuesto al que llaman “suelo de algodón negro”, que con lluvia se convierte en un lodo pegajoso que se adhiere con vehemencia a las ruedas y los bajos de los coches

Peugeot

A pesar de que el rally se corre antes de la temporada de lluvias, en Pascua, la 16ª edición se caracterizó por las terribles lluvias que asolaron todo la ruta consiguiendo el record de rally con más agua y más barro corrido hasta la fecha, lo que provocó que de los 92 inscritos tan solo llegaran 7 coches a la meta de Nairobi. Antes de empezar el rally ya hubo informes de inundaciones generalizadas en la ruta. Sin embargo, las condiciones fueron incluso peores de lo esperado una vez en marcha, con agua y barro por todas partes, a menudo escondiendo rocas y tocones de árboles.

404

El barro fue el gran protagonista hundiendo los coches hasta el punto de que quedaran entrampados. El poder escapar de esta circunstancia pasaba por encontrar un tractor o un Land Rover que pudiera remolcarles o un grupo de nativos de las tribus circundantes que bajo el estricto poder del dólar podían ayudar a sacar el coche del barro. Algo muy típico en el Rally Safari.

Peugeot

El recorrido no varía mucho de un año a otro y se divide en dos etapas. La primera, parte de Nairobi hacia Kakamega, a Kampala en Uganda y a Kitale para volver al final del día a Nairobi con un total de 2300 km. La segunda etapa se dirige hacia el Sur, se inicia Nairobi camino de Mombassa, luego Korogwe, Dar es Salaam (capital de Tanzania entonces), después hacia Mvomero,Korogwe y Arusha hasta volver nuevamente a Nairobi para finalizar el rally en un total de 2650 km. Para esta edición, la organización había decidido reducir los tiempos máximos por sección y etapa y por tanto, obligaba a los coches a una mayor velocidad, pero al aparecer las no esperadas lluvias con esa furia, cumplir con los promedios impuestos por la organización se hizo una tarea más que imposible y se tomó la decisión de aumentar los tiempos máximos a 10 horas en la primera etapa y 12 horas en la segunda.

404

El equipo BMC envío tres coches, uno de ellos con Rauno Altonen al volante, pero ninguno de los tres, consiguieron terminar la primera etapa con problemas en la suspensión, dirección y algunas fugas de aceite. Timo Mäkinen junto a David F. Benzimra destrozaban los bajos de su Austin 1800 al chocar con un tronco.

404

Pat Moss y Elisabeth Nyström golpeaban su Renault 16 contra una pared de roca construida al otro lado de la carretera por algunos lugareños descontentos de Uganda. Al llegar a Kampala 26 coches ya se habían retirado. Y para la segunda etapa solo 22 pudieron tomar la salida. Ford aguantaba el tipo. De sus tres Ford Lotus Cortina oficiales, el de Peter Huth acompañado por Ian Grant rodaba sólido, al igual que lo hacía el de Bengt Söderström y Gunnar Palm. Vic Preston y Bob Gerrish también conseguían llegar al final de día, pero la falta de un sello en uno de los controles los dejó descalificados, a pesar de que habían pasado por dicho control.

404

Los informes que venían del sur hablaban de que las condiciones climatológicas eran aún peores que en la primera etapa y se decidió acortar algunas carreteras de Tanzania y duplicar el tiempo máximo en algunos tramos. Sin embargo, esto no ayudó a muchos participantes, el Lotus Cortina, el de los suecos Bengt Söderström y Gunnar Palm quedó irremediablemente atascado en el barro en el camino hacia el sur desde Mombasa

Safari 1968

Nissan había inscrito a 5 Datsun 2000, uno de ellos pilotado por el vencedor de la edición de 1965 (en un Volvo de segunda mano) el kenyano Jodinger Singh junto al británico Bey Smith, pero problemas en el cambio y el embrague le hicieron perder mucho tiempo, aunque pudo terminar el rally en quinta posición a más de tres horas y media del vencedor

Safari 1968

Las Kenyanas Lucille Cardwell y Geraldine Davies en otro de los Datsun tuvieron una actuación más que notable apuntándose la séptima posición al final del rally, últimas en llegar a Nairobi, pero terminaron. En la época, la organización y la prensa elogió el hecho de que por ser mujeres hubieran podido llegar tan lejos en una prueba donde una capacidad de esfuerzo físico prolongado era tan necesaria como la habilidad en la conducción.

Safari

Peugeot llevó dos equipos al rally, uno con dos Peugeot 404 y otro con dos 204 con tracción delantera. Ningunos de los 204 consiguieron llegar a la meta y de los Peugeot 404, los tanzanos Bert Shankland y Chris Rothwell, que venían de conseguir la victoria en la pasada y en la anterior edición fueron los únicos en abandonar al verse golpeados por un tronco sumergido que les sacó del rally a 321 km del final cuando lideraban la prueba. Lo que privó a Peugeot del premio por equipos y a los pilotos tanzanos de conseguir la tercera victoria consecutiva en el rally.

Safari 1968

Con Shankland fuera, quedaban siete coches en carrera que consiguieron llegar a Nairobi. Los primeros en hacerlo fueron Peter Huth e Ian Grant a bordo de su Lotus Cortina, a pesar de hacerlo con el parabrisas de emergencia sujeto con una cuerda después de un vuelco, pero sufrieron una penalización de 30 minutos por cambiar el embrague en carrera por lo que los segundos en llegar, en un Peugeot 404, los locales Nick Nowicki y Paddy Cliff se proclamaron campeones del Rally. Terceros fueron Kim Mandeville y Stuart Allison en un Triumph 2000 y cuartos el otro Peugeot 404 todavía en carrera, el pilotado por Mike Armstrong y Derek Pavely.

Peugeot 1968

Peugeot 1968

Peugeot 404 Rally Safari 1968

Mini Réplicas es un fabricante de resinas que fabrica coches en kit o ya pintados y montados tanto en 1:32 como en 1:24. Son resinas de gama media a buen precio que nos permiten disfrutar de coches que de otra manera sería muy difícil poder hacerlo, ya que no gozan de la popularidad que motiva a los grandes fabricantes para reproducirlos. Y este Peugeot 404 es uno de ellos.

Peugeot 1968

Este coche lo adquirí a la marca ya pintado y preparado para rodar. Lo que tiene internet es que lo compras y no lo ves en primer plano. Si hubiera sido así no habría habido decepción.

Peugeot 1968

El aspecto general del coche es bueno, pero cuando entras en los detalles puedes ver… mejor os dejo las fotos y juzgáis vosotros mismos.

Rally 1968

Rally 1968

Rally 1968

Peugeot 404 Safari

Peugeot 404 Safari

Peugeot 404 Safari

Nick Nowicki y Paddy Cliff

Nick Nowicki y Paddy Cliff

Nick Nowicki y Paddy Cliff

Nick Nowicki y Paddy Cliff

La última vuelta.

Mini Réplicas es un artesano a la vieja usanza, pone en manos de los aficionados estos coches, que de otra manera no podríamos tener y ese es un muy buen motivo para agradecérselo y comprar sus referencias. Pero, en mi opinión, es momento de que mejore sus estándares de fabricación y empiece a combinar diferentes materiales como ya hacen otros fabricantes, ya hay fabricantes que utilizan piezas metálicas para las parrillas, etc…  Este Peugeot 404 del Rally Safari necesita una gran revisión porque está muy lejos de lo que merece el modelo real.

Nick Nowicki y Paddy Cliff

Otras entradas

Citroën Xsara WRC Rally Monte Carlo 2004

Citroën Xsara WRC Rally Monte Carlo 2004

Sébastien Loeb y Daniel Elena consiguieron la victoria en la 72 edición del Rally de Monte Carlo de 2004, primera prueba del mundial, al volante de un Citroën Xsara WRC con mano firme mostrando su candidatura para hacerse con el título.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2021. Powered by Luis Vega. All rights reserved

Colabora:

error: Este contenido está protegido