Eugenio “Geni” Baturone y José María Palomo disputaron la cuarta edición del Rally de Gerona de 1968 al volante de un Ferrari 250 GTO obteniendo la segunda posición del podio por detrás del Alpine A110 de Bernard Tramont y Luis Blasco.

250GTO

Durante los días 26 y 28 de octubre de 1968 el rally de Gerona se convirtió en el centro de atención para los aficionados al rally en nuestras fronteras. 540 kilómetros de recorrido por las carreteras gerundenses fueron transitados por un total de 68 participantes, de los cuales 63 fueron españoles. La ausencia más notable fue la del catalán Juan Fernández, ganador del año anterior, quien no pudo acudir al Rally con su Porsche 911 por motivos personales.

250 GTO

250 GTO

Esto dejaba como favorito para hacerse con la victoria final al francés afincado en Madrid Bernard Tramont, quien venía de hacer una muy buena actuación en Le Mans junto a Jean-Luc Thérier con un Alpine A210, obteniendo el décimo puesto en la carrera gala (primero en su categoría: Sport prototipos de 1150cc-1300cc), y le abría la puerta para renovar el título de campeón de España de rallyes, que a la postre consiguió.

250 GTO

250 GTO

Sin querer forzar su Alpine A110 de 1440cc, más enfocado al Rally Firestone, prefirió poner en liza a su Alpine A110 1300cc lo que igualaba las posibilidades de victoria con otros participantes. El otro equipo con verdaderas posibilidades de victoria era el que lideraban Eladio Doncel y Ricardo Muñoz “Rizos” con otro Porsche 911. Otros pilotos destacados que acudían al rally fueron Manuel Juncosa (Abarth 1000), segundo el año anterior, Alberto Ruiz Giménez (Renault 8), Manuel Lencina (Cooper) o Jorge de Bragation (Lancia Fulvia HF).

Ferrari GTO

Ferrari GTO

Poco se esperaba de un viejo Ferrari 250 GTO ya batallado en Le Mans 5 años antes (Fly Ref: A2019), aunque fuera pilotado por el bravo Geni Baturone. De hecho, las apuestas estaban en ver si el coche era capaz de atravesar la línea de meta de una sola pieza, pero el bravo piloto catalán que conocía bien los secretos de la “macchina”, ayudado por Jose María Palomo, que lo mismo te cantaba una curva que ponía aceite al motor, evidenciaron su conocimiento de la competición terminando el rally en un más que meritorio segundo lugar, consiguiendo los scratch en Puig del Pani y ya en la segunda etapa en Condreu y manteniendo la distancia perfectamente con Eladio Doncel y su Porsche 911. Quizás se mostraron un tanto conformistas con la posición, tal vez podrían haber disputado al Alpine los 6 segundos de diferencia en el último tramo. A pesar de todo, para las poco halagüeñas esperanzas que había depositadas en el Ferrari, el resultado fue todo un éxito.

Ferrari GTO

250GTO

El Alpine A110 de Bernard Tramont conseguía los mejores tiempos en los tramos de Santa Coloma-San Hilario y en la Trona. En el resto de tramos se mantenía siempre entre los primeros, lo que hizo que consiguiera el triunfo al final de la prueba aunque muy seguido de cerca por el francés de Ferrari. La tercera posición bien merecida fue para Eladio Doncel y Ricardo Muñoz “Rizos” con su Porsche 911

Ferrari GTO

Ferrari GTO

Ferrari 250 GTO Rally de Gerona 1968 Fly Car Model

Nueva edición de este Ferrari 250 GTO ya editado hace unos 8 o 9 años por Pink Car es lo que Fly ha puesto en su catálogo para hacernos un poco más felices a los seguidores de la marca. Y creo que realmente lo ha conseguido. Al menos yo me siento un poco más feliz de poder disfrutar de este modelo con unos acabados bastante más conseguidos que en modelos anteriores de la marca. Realmente hacía tiempo que no veía un coche del fabricante madrileño con esta calidad. Esperemos que siga la racha y que en posteriores modelos la calidad no se vea mermada en ningún aspecto, teniendo en cuenta que siempre se puede mejorar.

Ferrari Gerona

Conseguir que un Ferrari 250 GTO se vea feo es complicado, no digo que no haya fabricantes en nuestro mundillo slotero que no sean capaces de hacerlo. Hemos visto auténticos engendros de la sombra en nuestras tiendas (¿casas?), pero no Fly, en mi opinión creo que la marca madrileña tiene una pequeña debilidad con este modelo y le da el mimo necesario para que nos refocile a todos y podamos expresar ese “oooh” interno que sentimos cuando miramos este coche por primera vez.

Ferrari Gerona

Y es que todas las decisiones que se han tomado para darle un buen acabado han sido correctas. Da gusto ver una tampografía que se aleja de translucir el rojo Italia de la reproducción. Por fin el blanco del dorsal vuelve a ser blanco y no rosa.

Ferrari Gerona

Poder observar detalles como los cierres del capó, las puertas o las tomas de aire laterales y hacerlo cuando están bien terminados facilita que la atracción hacia el modelo pueda terminar en baba y esto señores, a estas alturas de la película es una ardua tarea para el fabricante.

Ferrari Gerona

Asomarse al frontal no es perder deleite, la exquisitez de la parrilla coronada con el cabalino rampante, acorde con el resto de detalles, acompaña a al elemento que más llama la atención en el modelo, la espectacular farera, que convierte a este 250 GTO en un modelo único.

Ferrari Gerona

Rally Gerona

Rally Gerona

Un vistazo a la zaga también transmite esa ejecución tan cuidada. Los escapes traseros son los que dirigen la vista, pero sin perder foco en los faros traseros, perfectamente definidos y coloreados. Una vez más cabe destacar la calidad de la tampografía.

Rally Gerona

Rally Gerona

No puedo por menos dejar de mencionar el acabado de las llantas. Las reales diseñadas por Borrani lucen en la reproducción maravillosamente. Los radios están perfectamente alineados y definidos. Coronadas por los neumáticos tampografiados con la marca convierten el conjunto en objeto de admiración para quien las mira.

Rally Gerona

Por último, el interior es muy Fly, salpicadero bien detallado, el volante, en marrón, juega en la división de las llantas, los pilotos bien hechos y proporcionados… quizás les falte el detalle de los ojos, pero no considero que sea algo estrictamente necesario. A veces cuando les pintamos los ojos a los pilotos se les queda cara de tontos (es impresión mía).

Rally 1968

Rally 1968

Rally 1968

La última vuelta

Fly parece volver a la senda por la que se hizo imprescindible para muchos aficionados al slot. La calidad de las reproducciones. Creo que este Ferrari 250 GTO, junto con el otro modelo que acompaña a este, el Ferrari 250 GTO que participó en Le Mans en 1963 con el dorsal 25 al volante de Pierre Dumay, están a la altura de otros modelos de antaño de la marca madrileña y que a más de uno nos ha hecho recordar sin duda que en esto del slot la calidad es muy importante a la hora de decidir comprar un cochecito. Esperemos que el fabricante tome nota y siga por esta senda que entiendo le devolverá al sitio donde merece estar.

Rally 1968

Quiero dedicar esta entrada a mi amigo David K. que ayer fue su cumpleaños.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2020. Powered by Luis Vega. All rights reserved

error: Este contenido está protegido