Seleccionar página

Peugeot 205 T16 OSC

miércoles, 23 abril 2014
Escrito por: waskalas

Original Slot Cars es un fabricante que a pesar de llevar poco tiempo en esto de la fabricación de modelos de slot tiene muy claro cuál es el mercado al que quiere dirigirse. Y de momento, la realidad es que, a priori, vista la selección de modelos que reproduce, no se le debe estar dando mal.

El primer modelo de la marca ha sido este Peugeot 205 T16 del mitificado grupo B de rallys que en 1985 consiguió la victoria en el Rally de Montecarlo.

Si bien, fueron dos años en los que los de la marca del león hicieron un gran trabajo consiguiendo los dos mundiales en disputa, insultante fue la victoria que lograron en el Rally de Montecarlo del 85, donde Walter Roehrl debió irse a casa con las orejas gachas y el rabo entre las piernas, aún habiendo alcanzado la segunda plaza del podio.

A pesar de los problemas que Ari Vatanen sufrió a lo largo de todo el rally, accidentes con heridos y penalizaciones incluidas, el 205 fue capaz de quitarle las pegatinas al Audi Quattro Sport del alemán en repetidas ocasiones.

El caso es que el finlandés, a sus 32 primaveras, ya había sido campeón del mundo cuatro años atrás, pero lo que le hizo realmente famoso fue su décima victoria en pruebas del mundial. Durante los entrenos antes del comienzo del rally, sacó a su 205 de la carretera, lo que le llevó a pasar un rato bastante desagradable al hospital, tanto fue así, que casi le hace abandonar la prueba antes de empezarla, no contento con eso, una vez en carrera, sufrió un vuelco que le hizo llevarse a dos espectadores, que por fortuna no sufrieron heridas de gravedad.

Una vez consiguió poner las cuatro ruedas del coche contra el suelo se lanzó a la caza del alemán de Autounión, que no podía mantener la cabeza a pesar de sus denodados esfuerzos por sacar toda la potencia que tenía su Quattro. Roerhrl veía como a mitad del rally Vatanen le aventajaba en 3 minutos.

Pero, de nuevo, las desgracias se adueñaban del finés en forma de penalización por asistir a un control con 4 minutos de antelación. Era tal su afán, que su copiloto, Harryman, se confundió en el horario previamente modificado por los comisarios debido a un retraso en el comienzo  de una especial.

El caso es que la última etapa del rally empezaba comandada por Rorhl y la mitad del día Vatanen, habiendo superado una vez más al alemán, tuvo tiempo a meterle más de 5 minutos al final del Rally. Si no hubiera sufrido ninguna penalización o accidente, lo más probable es que hubiera emulado al gran Bahamontes y se hubiera detenido a tomar un heladito antes de llegar a la meta.

Peugeot 205 T16 OSC

El pasado día 4 de abril tuve la fortuna de poder asistir al Foroslot Madrid. Ese evento que aglutina a los aficionados del slot alrededor de un mercadillo donde se pueden adquirir cochecitos a “buenos” precios. Acudí con la intención de adquirir este modelo y aunque no fue fácil encontrarlo, pude hacerlo al precio de 69 euros. Un coche que perseguía hacía tiempo y cuyo importe no terminaba de convencerme, pero al final siempre que el deseo por un cochecito puebla la cabeza de un coleccionista, una frase se apodera de cualquier raciocinio contemporizador y lógico de lo que supone un gasto:

“¡Qué demonios!”

Por tanto, aunque hace ya algún tiempo que este modelo está a la venta, no puedo dejar pasar  la oportunidad de escribirle unas líneas, ya que no son muchas las veces en las que sale a la palestra un nuevo fabricante de coches de slot que en su primer modelo cumple con casi todas mis expectativas.

No se los años que han podido pasar, pero por fin hay un fabricante que combina una más que notable habilidad para hacer una buena reproducción con una buena robustez en el producto y un comportamiento en pista que te haga disfrutar en cada curva Y esto señores es lo que he demandado desde hace años.

Quizás, siendo más papistas que el papa, las cotas del coche no estén al milímetro en el 1:32 y que los faros delanteros consigan que el frontal se vea un poco diferente, pero no cabe duda que estamos ante una de las reproducciones más fieles que se han hecho en un coche de slot. Y lo divertido que es jugar con él….

Si alguien busca detalles en un cochecito, sin lugar a dudas ha de pararse a observar con detenimiento este 205. Desde la insignia de la marca del León, hasta los cierres del capó, pasando por el limpia parabrisas, el extintor, los remaches de la carrocería, cristales, llantas, etc… forman un todo que desde luego, ahora sí es la suma de las partes. Y lo divertido que es en pista…

Incluso la tampografía no dehace dudar del esfuerzo del fabricante por dotar a este modelo de todo aquello que la mayoría de los aficionados queremos en un coche de slot. Aunque, en mi opinión es una de las áreas más mejorables para próximos modelos. ¿He dicho ya lo divertido que es en pista?

De las cosas que más me gustan es que con solo sacarlo de su caja, encajar su guía en los raíles de la pista y darle al gatillo ya tenemos la diversión asegurada. Si a esto le sumas que el modelo elegido es una gozada, verle circular por la pista hace que más de uno salivemos sin pudor.

Ultima vuelta

Siendo sincero, es de los coches de slot que más me han gustado de los que he adquirido. Se nota que OSC ha cuidado con mucho mimo todos los detalles. Desde la presentación en un envase de lujo hasta el modelo en sí mismo, su mecánica y su robustez. Es un coche que debe colmar las expectativas de un coleccionista que quiere dignificar su vitrina como las de un aficionado a la competición y a alguien, que en sus ratos libres quiera pasar un rato más que agradable en su pista casera.

Sin duda hay coches de slot como los que fabrica hoy en día Scalextric UK o incluso Carrera, la cual, todo sea dicho, está subiendo muchos enteros en la calidad de sus reproducciones, que estéticamente pueden generar mucha envidia en sus competidores. Auto Art, Fly Car Model  y Revell  han sido otros grandes maquetistas, pero ciertamente, cuando sus coches ruedan sobre los circuitos, desaparece cualquier esperanza de pasarlo bien con una reproducción fiel. Por tanto, no queda más que felicitar a los chicos de OSC por este gran trabajo que han realizado y que de seguir en la misma senda se convertirán sin duda en todo un referente.

Otras entradas

Mini Cooper Rally Monte Carlo 1964

Mini Cooper Rally Monte Carlo 1964

El pasado 21 de Julio nos dejó uno de los pilotos de rally más respetados de todos los tiempos. Alguien que consiguió el triunfo en el Rally de Monte Carlo de 1964 al volante de un Mini Cooper del equipo BMC

Ford Focus WRC Rally Monte Carlo 2003

Ford Focus WRC Rally Monte Carlo 2003

Markko Märtin y Michael Park, al volante de un Ford Focus WRC participaron en la 71ª edición del Rally de Monte Carlo que se disputó entre los días 24 y 26 de Junio de 2003. Su pelea en carrera con los españoles Carlos Sainz y Marc Martí por conseguir un puesto en el podio fue uno de los alicientes más destacables del rally.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2021. Powered by Luis Vega. All rights reserved

Colabora:

error: Este contenido está protegido