Seleccionar página

Volkswagen Scirocco GT24 24h Nürburgring 2008

martes, 02 febrero 2010
Escrito por: waskalas

Cuando en 2008 Volkswagen ofreció a Carlos Sáinz subirse a un Scirocco para competir en las 24 horas de Nurburging el español no lo dudó un momento. Y es que Nordschleife “el Infierno Verde” era una oportunidad que no podía dejar pasar. Acompañado de los también dakarianos De Villers y Dieter Depping y el laureado en Le Mans Hans Stuck.

Englobados en la categoría SP3T (motores Turbo 2 litros) consiguieron la segunda posición detrás de otro de los Sciroccos, el pilotado por Jimmy Johansson, Florian Gruber y Thomas Mutsch, y fueron demimoquintos en la clasificación final de 219 participantes. Sin embargo en la última edición, en 2009, no ha tenido tanta suerte y su equipo (Dieter Depping, Wolfgang Kaufmann y Patrick Simon) tuvo que abandonar por problemas mecánicos, aunque el otro Scirocco consiguió la victoria.

Carrera no ha dejado pasar la oportunidad de poder comercializar este coche y nos ha puesto a los aficionados españoles, y aún más, a los seguidores del piloto madrileño, en nuestras manos uno de los pocos coches con los que el Matador ha disputado carreras en circuitos cerrados.

La reproducción del fabricante austroalemán está muy por encima de lo que nos tiene acostumbrados. La verdad es que, en mi opinión Carrera es capaz de lo peor y de lo mejor en sus producciones.

 

El caso es que este Scirocco respira calidad por casi todos los sitios, no en vano llama la atención cuando lo ves en las vitrinas de las tiendas. Ciertamente era un modelo muy esperado y ha cumplido gran parte de lqas espectativas que tenía sobre él.

Y digo gran parte y no todas porque el problema de los coches alemanes es que su compatibilidad con pistas de otras marcas es más bien testimonial, por no decir justita justita. Y es que el cambio de la solución dinámica de la marca austroalemana deja bastante que desear. Si antes su comportamiento en pista no era bueno, ahora tampoco es mejor, esto añadido a su falta de compatibilidad con otros circuitos hace que, por mi parte comience a plantearme la tesitura de no volver a comprar coches de esta marca.

Y es que intentar cambiar la quilla que trae por guía se hace cada vez más difícil. Sus ya descomunales imanes son imposibles de sustraer sin tener que desmontar más de medio coche, sabiendo además que su comòrtamiento en pista no será el deseado

Centrándonos en el coche comprobamos que su aspecto general es imponente, la muy correctamente definida tampografía es de un alto nivel, sin transparencias, piel de naranja o similares consigue que el coche exija primera línea de vitrina.

Al coche no le falta detalle, los marcos de las ventanas, los tiradores de las puertas, la tapa del depósito o los cierres del capó o maletero son detalles que elevan la calidad de la reproducción a extraordinaria.

Las ópticas delanteras se iluminan con el ya conocido efecto xenon, respetando el modo bifaro que el coche real monta de serie, aunque quizás el precio sea que no iluminen demasiado. Los faros traseros se muestran a la vez muy bien definidos y de un rojo muy realista, ni demasiado oscuros ni demasiado rojos, lo que proporciona a la zaga un aspecto muy bueno.

Pero si hay algún elemento que destaque por encima del resto ese es el interior. Perfectamente modelado y decorado. Es sencillamente delicioso. Desde los asientos, hasta el salpicadero pasando por el extintor, el piloto, casco, etcétera…

Solo puedo ponerle dos peros: Uno es el logo plateado de Volkswagen que quizas se presenta un poco torcido. Algo perdonable visto lo visto en otros modelos de otras marcas con precios más altos y el otro las llantas, las cuales; aunque con un perfil muy aceptable, el ancho de los neumáticos es en mi opinión bastante bajo.


La última vuelta.

Es raro encontrar alguna marca que arriesgue con reproducciones de coches que no son la especialidad del piloto que los conduce; quizás en este caso esté más justificada por lo que les une a las germanas Carrera y Volkswagen, pero en cualquier caso no deja de ser una sorpresa.

Y a peesar de que su dinámica no es la que todos esperamos, hemos podido comprobar que tiene ciertas posibilidades de poder hacerle alguna que otra chapucilla para mejorar su comportamiento. Incluso está la posibilidad de plantearse montarle un chasis novedoso como el Montecalo de MSC para pasar un buen rato.

 

Ayer me hubiera encantado poder celebrar este primer año del blog con todos aquellos que me seguís o leéis, pero un problema de salud me ha impedido ofrecer aquello que tenía preparado. El año que viene, si Dios quiere será.

Otras entradas

Mini Cooper Rally Monte Carlo 1964

Mini Cooper Rally Monte Carlo 1964

El pasado 21 de Julio nos dejó uno de los pilotos de rally más respetados de todos los tiempos. Alguien que consiguió el triunfo en el Rally de Monte Carlo de 1964 al volante de un Mini Cooper del equipo BMC

Ford Focus WRC Rally Monte Carlo 2003

Ford Focus WRC Rally Monte Carlo 2003

Markko Märtin y Michael Park, al volante de un Ford Focus WRC participaron en la 71ª edición del Rally de Monte Carlo que se disputó entre los días 24 y 26 de Junio de 2003. Su pelea en carrera con los españoles Carlos Sainz y Marc Martí por conseguir un puesto en el podio fue uno de los alicientes más destacables del rally.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2021. Powered by Luis Vega. All rights reserved

Colabora:

error: Este contenido está protegido