Seleccionar página

Alfa Romeo Giulia GTAm DRM 1971

viernes, 24 julio 2009
Escrito por: waskalas

Autoart nos presenta como novedad este Alfa Romeo Giulia GTam que participó en la Deutsche Rennsport Meisterschaft (Campeonato alemán de velocidad), predecesora de la actual DTM en 1971. Un coche de la Anónima Lombarda Fabbrica Automobili que se ha hecho un hueco en la historia del automovilismo tanto por su diseño, como por sus prestaciones y resultados en diferentes competiciones, demostrando tal versatilidad que tanto podía participar en pruebas de carretera como de circuito con excelentes resultados.

Si Nicola Romeo hubiese vivido lo suficiente para ver cómo salía a las pasarelas este Giulia seguro que se hubiera sentido tan orgulloso como cuando en 1915 dio su apellido al nombre de la marca. Y es que este diseño de Bertone es quizás una de sus mejores creaciones Combina el aire sesentero propio de la época con las curvas de los diseños de los 50 y la agresividad de modelos posteriores a los 70.

Y eso que después de la segunda guerra mundial, la destrucción de la fábrica de Portello, motivada por la transformación de la misma en fábrica de material bélico obligó al cese de la actividad, sumado a esto, el asesinato en 1945 del hasta entonces hombre fuerte de Alfa Romeo Ugo Gobbato a manos de dos individuos en pleno centro de Milán, la crisis parecía insalvable, pero el nombramiento de Pascualle Gallo por parte del Comitato di Liberazione Nazionale hace que la producción vuelva a ponerse en marcha. Es época de fabricar cocinas eléctricas, mesas y sillas de metal y todo aquello que pueda incrementar los ingresos de la compañía para poder producir aquello por lo que allá por 1910 se creó, la manufacturación de vehículos de tracción mecánica.

Y es que no era la primera vez que Alfa Romeo había estado obligada a la fabricación de material militar, la Primera guerra mundial ya fue el punto de partida para esta transformación. Se dice que fue la oportunidad de Nicola Romeo de hacer dinero rápido y fácil para poder afrontar el resto de los años 20 con buenas perspectivas para la marca. La crisis del 29 obligo a Romeo a abandonar la compañía en un estado de casi quiebra, superada por la aparición del 6C-1750, modelo que muy inteligentemente Ugo Ojetti, nuevo director de la compañía supo colocar en el mercado con un éxito sin precedentes. La promoción de este coche fue fundamental para salvar a la compañía de la quiebra. La experiencia de Ojetti como director de Corriere della Sera’ fue un handicap muy importante en el reflotamiento de la marca.

Una vez superadas ambas crisis Alfa Romeo dedica todo su esfuerzo a la producción de coches de excelentes prestaciones y deportivos diseños consiguiendo grandes hitos como los campeonatos de Fórmula uno de Farina o Fangio a principios de los 50. exitos que continúan en mayor o menor medida hasta 1987 año en que la tercera crisis grave de la marca la obliga a englobarse bajo la tutela del todopoderoso grupo Fiat junto con las también italianas Ferrari y Lancia.

Siempre que Autoart pone un coche en el mercado mis expectativas hacia él son buenas, pero en este caso hay que decir que este Alfa Romeo Giulia GTAm supera dichas expectativas con creces.

Los motivos saltan a la vista, si antes, para conseguir un coche con un nivel de detalle más elaborado teníamos que adquirir un modelo de la firma Fly Car Model, pero desde su desaparición, parece que Autoart está ocupando el espacio que la marca madrileña ha dejado libre en el mercado. Veremos si a partir de este 1 de agosto, fecha en la que Fly Slot Cars pone en marcha su nueva andadura recupera su lugar natural entre los aficionados.

El caso es que Autoart está creciendo y lo está haciendo por muchas razones. Entre ellas se encuentran la elección de los modelos, muy atractivos para los aficionados al automovilismo de unos años hacia atrás, por su gran calidad en las reproducciones y por su más que competitivo precio de venta al público.

Si nos centramos en los detalles de este Alfa Romeo Giulia GTAm, sin olvidarnos de la mecánica, de la que hablaremos más adelante, podemos comprobar el cariño que se ha puesto en la realización del modelo.

La tampografía es prácticamente perfecta, todos los logos, dorsales y demás detalles se muestran con total precisión. Por ponerle algún pero quizás los tiradores de las puertas merezcan un mejor trato del recibido y tal vez los anclajes del parachoques trasero sean también algo flojos.

Ojo a las llantas, ¡que solo les falta hablar!

Sin embargo, los acabados del coche rayan la perfección en muchos aspectos, tales como las ópticas, en especial las delanteras, cuyo nivel es quizás de los más altos que he visto nunca. Por supuesto incluye el kit de luces efecto xenon que Scalextric hizo famoso.

Los faros delanteros no desmerecen de ningún modo el acabado de los traseros, los cuales también son de muy bella factura, pero el conjunto general del frontal del coche supera lo espectacular

El pariente pobre de este Alfa Romeo es, en mi opinión el interior, aunque el coche aparece correctamente detallado, la cota de mallas, que hace funciones de mono de piloto no es santo de mi devoción, y el asiento del copiloto nos ofrece los anclajes de un supuesto copiloto, con lo que la cabina queda un poco desmerecida.

Si hay que poner algún pero a los modelos de Autoart, quizás el más destacable sea la pobreza de la dinámica de sus coches, convirtiéndolos en piezas de vitrina más que en coches para correr. Es por esto que al comprobar la mecánica de este Alfa Romeo las sensaciones que me invaden tienden hacia el optimismo en esta materia.

La disposición dinámica del motor tipo mabuchi central en línea, algo por debajo del plano del chasis, muy en la dirección marcada porlos modelos de Pink Car, tracción trasera y guía basculante me hacen pensar que el coche se va a desenvolver correctamente por los tramos, sin demasiados alardes, pero con posibilidades de preparación. Y es que solo con pensar una copa monomarca con estos Giulia GTAm, mis glándulas, cuales perros de Paulov, comienzan a babear sin límite.

 

La última Vuelta

El cambio que este fabricante de coches de slot ha realizado, no tanto en la calidad de sus reproducciones, como en la elección de los modelos le ha convertido en un referente más dentro de los ya existentes en el mundo del slot. Sus modelos ya no pasan tan inadvertidos como podía ocurrir hace tan solo un año. Y poder adquirir una de sus más que conseguidas reproducciones a un precio realmente competitivo es realmente una gran noticia.

Así que poder disfrutar de esta reproducción del Alfa Romeo Giulia GTAm con esta calidad en sus acabados y su prometedor comportamiento dinámico hacen que la victoria en la última vuelta sea más que un hecho consumado.

Agradecer una vez más a Coleccionismo Blanco su colaboraciòn para la realización de este artículo

Otras entradas

Citroën Xsara WRC Rally Monte Carlo 2004

Citroën Xsara WRC Rally Monte Carlo 2004

Sébastien Loeb y Daniel Elena consiguieron la victoria en la 72 edición del Rally de Monte Carlo de 2004, primera prueba del mundial, al volante de un Citroën Xsara WRC con mano firme mostrando su candidatura para hacerse con el título.

Lancia Fulvia Montecarlo 1972

Lancia Fulvia Montecarlo 1972

En principio 1972 era un año de transición para Lancia, que estaba preparando el insuperable Stratos en su fábrica. Su paso por el campeonato de rallyes de ese año pretendía ser efímero y más teniendo en cuenta el dominio aplastante que habían demostrado los Alpine...

Jaguar D-Type Le Mans 1955 Autoart

Jaguar D-Type Le Mans 1955 Autoart

En la carrera que cambió la historia del automovilismo deportivo el Jaguar D-type pilotado por la dupla británica Mike Hawthorn - Ivor Bueb se hizo con una victoria más agria que dulce debido a los sucesos que se produjeron durante su celebración a las dos horas y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2021. Powered by Luis Vega. All rights reserved

Colabora:

error: Este contenido está protegido