Seleccionar página

Peugeot 207 S2000 Rally príncipe de Asturias 2008 Avant Slot

miércoles, 18 febrero 2009
Escrito por: waskalas

Si hay algún fabricante que ha sabido conjugar la estética y la dinámica de los coches de slot, ese ha sido Avant Slot, un fabricante que levanta comentarios y en la gran mayoría de las ocasiones positivos por la calidad de sus reproducciones y su excelente comportamiento en pista.

Su buque insignia para rally a día de hoy es el Peugeot 207 S2000 y la decoración que hoy mostramos es la que segunda de su serie correspondiente al Rally Príncipe de Asturias de 2008 pilotado por Ojeda, quien no pudo revalidar su victoria del año anterior.

Una decoración que trae adjuntos los dorsales del coche, ya que, al parecer, cuando comenzó la producción del coche todavía no estaban repartidos los dorsales para la carrera. Otro paso adelante de la marca madrileña, que lanzaba la decoración del coche simultáneamente con la presentación del mismo para el rally.

“En una galaxia muy muy lejana…”

Los que ya me conocen un poco saben la pequeña debilidad que tengo al realizar estos pequeños homenajes a los coches de slot por establecer pequeños paralelismos entre ellos y otros aspectos de la vida, ya sea música, cine u otras disciplinas, lo que permite a mis buenos amigos Luis F. y Felipe G. tener cierto cachondeo, muy sano, por otra parte. ”…Os gusto porque soy un sinvergüenza…”

Pero es que este Peugeot 207 me facilita mucho las cosas, así comparar este coche con el Halcón Milenario no resulta algo excesivamente complicado.

Y no es porque en la nave de Han Solo hubiera que hacer continuas reparaciones para que la pobre funcionara, si no porque es imposible entender la obra de arte “La guerra de las galaxias” sin una nave como el Halcón Milenario, bonita, rápida, casi perfecta. “…¿No habéis oído hablar del Halcón Milenario?…”

Y es que la conseguida línea del coche, su perfecta tampografía, sus ópticas y detalles rivalizan con los miles de detalles de la codiciada nave de Han. “…Si la nave es tan rápida como él alardea, no habrá problema…”

La agresividad del frontal, fiel reflejo del modelo 1:1 está muy bien coseguida, siendo uno de los grandes alicientes de la estética de este coche, tanto la reproducción de la marca del León como la parrilla y faros son una auténtica delicia. “su presencia engrandece la belleza de este lugar aquí entre las estrellas”

La zaga no queda atrás siendo también uno de los puntos fuertes de la reproducción, ¿pero hay alguno que no lo sea? “¡Ahí! Tiene buen aspecto…Irá de maravilla”

Innumerables veces te asomas al interior del coche para comprobar que quienes conducen la máquina no son Darth Vader y Luke Skywalker Y cuando compruebas que tan solo son dos pilotos de Slot te queda esa sensación de inseguridad: “Siento algo, algo que no había sentido desde…”. Y es que la increíble decoración del interior del coche a todo color nos recuerda a los mandos de las naves de la película en su versión más moderna.

Por un momento me imaginé que tenía poderes telepáticos como los Jedi, ya que al mirar el coche comprobé como uno de los espejos se partía y caía al suelo, al comprobar que una pareja suplente fabricada en goma acompañaba a los “titulares” supe que no se trataba de la Fuerza y que mis midiclorianos eran tan escasos como los de Jar Jar Binks. Algo similar me ocurrió con el alerón trasero, cuyos anclajes son como los de la antena del Halcón, que al mínimo roce dicen que se independizan.

Lo que hace diferente a este 207 del resto de coches de su categoría es sin duda el chasis. Un chasis que permite innumerables configuraciones, desde la posición del motor, a la regulación de altura de ejes, poleas, etcétera…“No sé dónde aprendió a comunicarse su nave, pero utiliza el dialecto más peculiar de la galaxia”. Algo que hasta ahora en Slot solo lo permitían algunos prototipos de pista.

Y es que apretar el gatillo es entrar en el hiperespacio, el piloto ve las luces como rodean el coche y este desaparece hasta la siguiente curva, entonces el campo de tracción del motor Hunter, entra en escena y permite que el 207 no se mueva prácticamente del carril. “…viajar por el hiperespacio no es dar una vuelta por el campo, niño. Sin los cálculos precisos podríamos entrar en un campo de asteroides o chocar con una supernova con lo que se acabaría el paseito…”

Por ello no puedes dejar de exigirle a este 207 más y cada vez más, porque el coche te responde y el límite lo tiene prácticamente donde tú lo pongas “Has dado tu primer paso a un mundo sin límites”.

Si se le puede poner un pero a este 207 es que no hay todavía otro coche de rally que la marca madrileña haya puesto en el mercado “Ya estás solo niño, acaba y vámonos a casa…” y es que algunos aficionados somos insaciables y siempre queremos más…”Si se le pudiera atraer…”

La última vuelta.

La apuesta de Avant Slot por combinar buena calidad estética con una dinámica de competición es clara. Creo que en este Peugeot 207 han acertado de pleno. Se está convirtiendo en el coco de la categoría y son varias las decoraciones que sobre este coche ha destinado únicamente a los coleccionistas, por lo que es muy restringido el grupo de aficionados que se puede sentir excluido.

Por otro lado la apuesta de este año de Avant Slot pasa por la fabricación de muchos moldes nuevos. Veremos hasta dónde es capaz de llegar, los retrasos acaecidos en la puesta de largo del anunciado para el 2008 Quad no invitan a ser muy optimistas, pero hasta ahora no cabe duda de que la empresa no ha defraudado a sus clientes, por lo que esperamos con ansiedad la llegada de todas estas novedades.

En definitiva este 207 llega a la última vuelta desenvainando su sable laser y “…venciendo en la carrera Kessel en menos de 12 parasegundos.”

“Que la fuerza os acompañe”

Otras entradas

Mini Cooper Rally Monte Carlo 1964

Mini Cooper Rally Monte Carlo 1964

El pasado 21 de Julio nos dejó uno de los pilotos de rally más respetados de todos los tiempos. Alguien que consiguió el triunfo en el Rally de Monte Carlo de 1964 al volante de un Mini Cooper del equipo BMC

Ford Focus WRC Rally Monte Carlo 2003

Ford Focus WRC Rally Monte Carlo 2003

Markko Märtin y Michael Park, al volante de un Ford Focus WRC participaron en la 71ª edición del Rally de Monte Carlo que se disputó entre los días 24 y 26 de Junio de 2003. Su pelea en carrera con los españoles Carlos Sainz y Marc Martí por conseguir un puesto en el podio fue uno de los alicientes más destacables del rally.

1 Comentario

  1. eduardo

    me gusta mucho el rali quiero comprarme coches dr rally y no puedo y cada
    vez que los veo me dan unas ganas de tenerlos

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2021. Powered by Luis Vega. All rights reserved

Colabora:

error: Este contenido está protegido