Seleccionar página

Fly nos presenta un Porsche Carrera 6 que disputó los 1000 Km de Nürburgring en 1968, pilotado por los alemanes Antón Fischhaber, Helmut Leuze donde el triunfador fue otro Porsche un 908 pilotado por el británico Vic Elford y el suizo Jo Siffert

El Porsche Carrera 6, llamado así por sus 6 cilindros en boxer, o también llamado 906 fue el último Porsche de carreras al que se podía matricular. En aquellos tiempos un joven llamado Ferdinand Piëch, sobrino de Ferry Porsche y nieto del gran Ferdinand Porsche era el director del departamento de competición de la marca alemana y participó en el diseño del Carrera 6 dotándole de un motor central de 1997cc , 6 clindros en boxer y 220 caballos, haciéndole alcanzar una velocidad en el túnel de viento de 280 Km/h. y sustituyendo la estructura de acero de su antecesor, el 904, por otra de fibra de vidrio, lo que redujo el peso en casi 115 kilos del modelo anterior, resultando un bólido de tan solo 580 kg.

Ese año se construyeron 65 unidades, las cuales alcanzaban un precio de mercado de unos 45000 marcos de la época, aún así era un 25% más barato que el Ferrari 275. En su debut en las 24 horas de Daytona acabó en 6ª posición y 1º en su categoría (Grupo 4) por delante de su principal rival, el Ferrari Dino 206. En las 12 horas de Sebring finalizó en cuarta posición volviendo a imponerse en su categoría a los mandos de Hans Herrmann/Gerhard Mitter.

Curiosamente en la Targa Florio de ese año un 906 privado se hizo con la victoria después de que los dos coches oficiales de la marca alemana tuvieran que retirarse debido a un toque entre ellos. En la carrera de los 1000 km en Spa,Gerhard Mitter (el mismo que apodó al Porsche 917 como “la úlcera”) tuvo un accidente que provocó que a partir de entonces, Porsche decidiera estrenar coches en cada carrera. Posteriormente muchos equipos privados utilizaron este Porsche 906 para disputar carreras

Otro detalle que remarca que efectivamente estos modelos matriculables eran igual que los de las carreras, es el hecho de que en todas las victorias, el Carrera 6 usó llantas de cinco tornillos, es decir, las mismas que se utilizaban en los modelos de calle, lo que suponía demoras cada vez que se detenían en boxes.

Porsche Carrera 6 1000Km Nürburgring 1968 Fly Car Model

La reproducción de este modelo de Porsche de la marca madrileña es una auténtica delicia para cualquier aficionado al automovilismo. El coche está en la línea de detalles que nos tiene acostumbrados Fly y que son impresionantes.

La línea del coche está muy cuidada. Los pasos de rueda son una maravilla. Por ponerle un pero, las manetas para abrir las puertas de “ala de gaviota” que monta este Porsche están tampografiadas, no esculpidas en la carrocería, pero ello no desmerece en nada la reproducción.

Los espejos son espectaculares, el color cromado que presentan hace que brille todo el coche. Los parasoles, en verde, son un detalle más que aporta valor al coche. Quizás el interior sea lo menos bueno de esta reproducción, aunque sí es fiel al modelo real y el volante está decorado. Se echa en falta algo de colorido al salpicadero.

La luneta trasera en amarillo, como el coche real, aparece limpia, sin ralladuras o fisuras.

Las llantas, al igual que los faros no desmerecen la reproducción. En la misma línea está la trasera y los espectaculares escapes.

Para terminar, comentar que es uno de los coches de slot que no debe faltar en ninguna colección de slot de aquellos que aman el automovilismo.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2020. Powered by Luis Vega. All rights reserved

error: Este contenido está protegido