Otro coche conmemorativo del foroslot Madrid en la edición de invierno de 2018 (…y van…) el presentado bajo licencia de Slotwings en edición limitada. Para esta ocasión el elegido ha sido el Renault 5 Turbo pilotado por los cántabros Fidel de la Peña y José Luis Pellón en 1983 en el Rally Ciudad de Torrelavega.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Coche cuya preciosa decoración no consiguió hacer grande al piloto que lo conducía, quien con un Opel Kadett GE unos años antes había maravillado a los propietarios de la escudería Rothmans quienes le ofrecieron unirse a su estructura, concretamente tras vencer en el rally de las Dos Castillas, frente a pilotos de la talla de Zannini, Bragation o Cañellas. Fidel de la Peña aceptó el reto, pero no le fue demasiado bien la experiencia.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Fidel de la peña abre los ojos en 1952 y a los 16 años se sube junto a su padre en un Morris 1100 para competir en su primer rally, aunque debido a su juventud lo hace como copiloto. No es hasta dos años más tarde cuando se sitúa al volante de un Renault 8 TS para disputar su primer rally, el Costa Esmeralda de Cantabria, compartiendo volante con su copiloto de entonces, Juan Sanchez.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Debido a los nervios que sufre durante este rally, decide prepararse mejor y en 1973, tres años después, se vuelve a sentar al volante de, esta vez un Renault Alpine 1300 para disputar la subida a Peña Cabarga, donde sufre su primer accidente. Pero no es hasta 1977 cuando compra su primer coche propio, un Seat FL 1800 del Grupo 1 con el que consigue un tercer puesto en el mismo Costa Esmerada donde debutó.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

 

En 1978 adquiere un nuevo Seat, un 2100 del Grupo 5, Fidel de la Peña se muestra como uno de los pilotos más valientes del panorama nacional. Siempre con monturas inferiores a los favoritos, estaba en la pomada en las pruebas en las que participaba, aunque a veces pecaba de demasiado ímpetu. En una de estas ocasiones fue cuando acabó estrellado contra un árbol. Fue en el rally Ramón González y Hermanos (posteriormente Rally Ciudad de Torrelavega), en un salto reventó una rueda perdiendo el control y chocando contra el mencionado árbol. Jose Antonio Sañudo, que hacía las veces de copiloto acabó con una pierna rota como resultado de dicho accidente, pero pudo ser mucho más grave.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Pero como dice el refrán, “no hay mal que por bien no venga”, los daños en el Seat obligan al cántabro a comprar un Opel Kadet GTE del grupo 1 con el que comienza a saborear las mieles del éxito. En menos de 15 días consigue su primer triunfo en el rally Pub de Orconera (Guevara, Álava). Y llega 1979, año en el que Fidel de la Peña consigue el campeonato de las dos Castillas convirtiéndose en el primer cántabro en hacerlo. Ese mismo año se apuntó victorias en el Rally de Talavera, Pub Orconera, Colindres, La Unión y Torrelavega, fue campeón de Cantabria de Rallyes, Montaña y de la Challenge Montaña.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Esto no pasó desapercibido para los propietarios de la escudería Rothmans en España y rápidamente se convirtió en el compañero de equipo de Bragation, eso sí, el conde con el fabuloso Lancia Stratos y Fidel con un nuevo Opel Kadet recién adquirido, coche que en teoría era más potente y mejor que su anterior Kadet. Pero este coche resulto ser un fiasco, más lento y pesado que el anterior, no le permitió terminar ningún rally del campeonato, aún así consiguió la victoria en el rally Radio Nacional de España en Cantabria. Posteriormente, ya en 1981 consigue la victoria con un Porsche 911 Turbo en el Rally de Puente Viesgo.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Quizás arriesgó mucho adquiriendo este Renault 5 Turbo, que fue de los primeros en llegar a España, siendo un modelo que muy pocos mecánicos entendían. Ya incluso en Francia era difícil encontrar un buen preparador para domarlo, con lo que en España era aún más complicado, y por ello, entiendo que le dio más disgustos que alegrías el susodicho R5. Y aunque le fue bien en rallys con tramos cortos, en las pruebas con recorridos un poco más largos, el coche daba bastantes problemas que le obligaban al abandono, como ocurrió en este rally de Torrelavega, de 1983 que para Paco Martínez y su Opel Ascona 2000 supuso una muesca más en su palmarés de triunfos.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Una vez vendido el Renault 5 Turbo que tantos problemas le dio, adquiere un Opel Ascona 2000 con el que consigue vencer en varias pruebas del regional de rallys. Más tarde adquiere de Jesús Puras el Renault 11 Turbo que tantas alegrías le había dado al piloto paisano de Fidel, pero su relación con la organización del rally Los Peñucas desde 1979 y nuevas responsabilidades organizativas hicieron que colgara el casco. Desde 1989 organiza el Rally de Cantabria puntuable para el nacional de rallys.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Fuentes:

Scalextric Rallys de España (pags 157-160)
e-wrc results: https://www.ewrc-results.com
Cantabria Rallye.net: http://www.motorcantabro.com

Renault 5 Turbo Rally de Torrelavega 1983 Slotwings

Otro Renault 5 Turbo de la marca Slotwings se puso a la venta en versión limitada de 100 unidades, bajo la nomenclatura de “Coche del Foroslot Madrid” en su edición de Diciembre de 2018. Tan solo recordar que había otros cuatro coches con idéntico reclamo en dicho evento, dos Lancia 037 del Rally Safari de 1985 y otros dos Porsche 911 Turbo, los cuales, al igual que el 037 se ofertaban en versiones limpio y sucio respectivamente.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Como no podía ser de otra manera la certificación de que las unidades puestas a la venta de dicho Renault 5 Turbo no va más allá de un número sobre 100 escrito a bolígrafo sobre el cartoncillo que acompaña al coche dentro de la urna. Una vez más los aficionados mostramos nuestro entusiasmo a fe ciega al compromiso del fabricante.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Sin duda la elección del modelo no solo se debe a un homenaje tanto a la región cántabra como al piloto Fidel de la Peña, si no que también responde a que la decoración es quizás una de las que mejor le ha sentado al que cariñosamente llamamos los aficionados “culo gordo”. Y es que el coche es bonito a rabiar. El buen hacer de la marca Slotwings se ve en cada detalle de este R5, pero una vez que nos acercamos nos damos cuenta de que no es oro todo lo que reluce.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

La tampografía, mucho más correcta que en los últimos modelos de la marca que hemos revisado no deja de mostrar alguna que otra imperfección haciendo daño sobre todo en la ficha de los pilotos sobre el cristal de la ventana.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Si hay algo que llama la atención de este Renault 5 Turbo es sobre todo el frontal. De la agresividad per sé del modelo le añadimos la farera supletoria delantera que convierte al coche en un auténtico bólido, destacando los dos faros laterales que aunque para mi gusto deberían situarse más hacia el exterior del coche, no dejan de ser todo un espectáculo para la vista. Cabe destacar que después de muchas reediciones de este Renault 5 Turbo por parte de los otrora Fly, etc…, ya podrían haber corregido el problema del faro izquierdo que no encaja con precisión en su “cuenca” y siempre se ve bastante torcido restándole realismo la reproducción.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Pero la zaga no se queda atrás, sin duda el modelo pide a gritos que le fotografíen, las salidas de aire, los faros, incluso los que limitan la matrícula, son una delicia, lástima de tampografía en el logotipo de la escudería “Pellón Rally Racing” que es francamente pobre.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Si echamos un vistazo a la línea del coche y nos detenemos en la tapa del depósito y las tomas de aire podemos ver, que el modelo se ha hecho con dulzura y se muestra realmente bonito.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Las llantas, al igual que en sus predecesores rayan a gran altura, siendo una de las piezas que más personalidad le dan a este coche

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Capítulo aparte es el interior del coche, con el salpicadero lleno de relojes y los pilotos, de cuerpo entero, decorados, son un ejemplo para el resto de fabricantes, que con poco se puede hacer que los interiores de los coches también puedan parecer bonitos.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Última vuelta

El Renault 5 Turbo de Fly, en este caso de Slotwings es quizás la reproducción más elegante que se ha fabricado de este coche y por ello parte con la ventaja de que cualquiera que fabrique otro de los que ya lo tienen en su catálogo no va a brillar de la manera en que este lo hace, pero no cabe duda que a pesar de ello la calidad de la reproducción de las últimas versiones realizadas de él no llegan al nivel de las primeras ni de lejos. Es por ello exigible que ahora que Fly vuelve, regrese con los estándares que le situaron en el puesto más alto de la calidad en slot, máxime cuando tampoco han mejorado la dinámica de sus coches. Esperemos.

“ Renault_5_Turbo_Torrelavega_1983”

Quiero dedicar esta entrada a mi querido amigo JoseC5R que sé que tiene un poco de pelusa por no poseer una unidad de esta belleza.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2019. Powered by Luis Vega. All rights reserved