Como era previsible, al final no he podido resistir la tentación de adquirir el Audi Quattro Sport S1 de Superslot en su versión pilotada por Hannu Mikkola en el rally de Montecarlo de 1986. No en vano, si alguien solicitara mi opinión para elaborar una lista con los mejores coches de rally de todos los tiempos, sin duda una de mis primeras elecciones sería el S1.

Revell —— Superslot

Cuando pensé en realizar la comparativa estuve tentado de incluir también el S1 de Team Slot, pero al final decidí descartarlo por tratarse de un modelo realizado en resina, hace ya largos años y con las técnicas de la época, lo que supone indudablemente, que el modelaje de la criatura iba a quedar en entredicho en casi todos los aspectos. Entendí que comparar únicamente los modelos en plástico de Revell y Superslot era algo mucho más aproximado a la coherencia.

Revell

Es innegable que ambos coches comparten un nivel de acabados bastante notable, por lo que decidirse al elegir una opción u otra solo debe ser imputable a las preferencias particulares de cada coleccionista.

Superslot

Revell

El aspecto general de ambos coches no desmerecen en nada sus versiones a tamaño real, aunque hay hueco para inculpar a la reproducción de Superslot de la carencia de los logotipos del patrocinador principal por tratarse de aquellas marcas de contenido censurado por su carácter perjudicial para la salud. O lo que es lo mismo, el gran hermano nos cuida por si al percatarnos de la existencia de un logotipo que anuncie algún tipo de bebida alcohólica o de tabaco en un coche que representa una parte de la historia del automovilismo deportivo nos convierte en ávidos adictos a dichas sustancias. Sustancias, por otro lado, que son comercializadas bajo el amparo de la ley y proporcionan a los gobiernos unos suculentos emolumentos en forma de tributos, todo sea dicho…

Superslot

Revell

Como ya analicé anteriormente en otra entrada, los chicos de Revell fueron más listos al utilizar un modelo que compitió en un rally que prohibía dicha publicidad en los vehículos participantes, lo que les permitió mantenerse más fieles a la reproducción real del coche, y no les impidió añadir el logotipo del patrocinador exento de las letras que figuran en su interior. Aunque no deja de ser curioso que en el alerón trasero del modelo inglés el nombre del equipo sí figura con la marca del patrocinador.

Superslot

Revell

Otro problema imputable al modelo de Superslot es por qué el blanco inmaculado que posee su competidor de Revell, no es igualmente pulcro. Parece como si el plástico hubiera estado sometido a un tratamiento de nicotina que ha amarilleado la carrocería. Rebuscando en la tienda entre varios modelos, no he conseguido encontrar otro menos “amarillo” que el que muestro en esta entrada. Aunque si nos fijamos bien, enseguida entendemos que dicho amarilleo es consecuencia de la capa de barniz que cubre al coche.

Superslot —– Revell

La principal diferencia entre lo dos vehículos la encontramos en la tampografía, aunque aparentemente en ambos luce perfecta, en el modelo inglés la tampografía en realidad son calcas de muy alta calidad que una vez puestas han sufrido el ataque del barniz. Parece ser que Superslot está volviendo al método tradicional y abandonando el moderno tampografiado. Una lástima, sin duda

Superslot

Revell

Buscando más diferencias, en el frontal encontramos, a parte de la espectacular farera que lleva el modelo de Superslot y que no se contempla en el de Revell, que las ópticas son más finas en la reproducción americana, asemejándose algo más al modelo real, sin embargo en el modelo de Superslot, el soporte inferior de la parrilla y los intermitentes están más cerca del 1:1 y el logotipo de Michelín también parece tener un tamaño más adecuado.

Superslot

Revell

En la zaga encontramos que ambos modelos ofrecen deficiencias respecto al modelo real convirtiendo a las tulipas de los faros en protagonistas. Lo mismo ocurre con la parrilla inferior, siendo la de Revell la más vistosa y coherente.

Superslot

Revell

Del espectacular alerón trasero, la versión de Revell es mucho más elegante que la de Superslot y vistos los coches desde tal perspectiva, creo que en el modelo americano está más conseguido. Pero no conviene olvidar que en la versión del 1000 lagos el alerón trasero que montaba el S1 real era algo diferente al montado en la reproducción de Revell, que ha definido para su producto el alerón que los chicos de Audi empezaron a montar a partir del Rally de San Remo.

Superslot

Revell

Si observamos detenidamente las tomas de aire situadas en el capó comprobaremos que en la versión de Superslot se muestran todas en color negro, siguiendo la tónica del modelo real, salvo la situada longitudinalmente con líneas diagonales siendo en el modelo 1:1 blanca con las tomas cromadas, sin embargo, en la versión de Revell todas aparecen correctamente cromadas, tal y como su hermano mayor vestía.

Superslot

Revell

Y siguiendo con el recorrido por el capó comprobaremos que los detalles de Revell son superiores a los de Superslot. Los cierres del capó, los limpiaparabrisas o, un poco más allá, los retrovisores son buen ejemplo de ello.

Superslot

Revell

Superslot

Revell

Los perfiles de los coches te dirigen la mirada indefectiblemente a las tomas laterales, las cuales, en ambos casos están bastante ajustadas a la realidad, quizás la de Revell parezca algo menos real, pero si no las extraes del conjunto del coche, no desmerecen para nada el lateral. Triste queda en el modelo de Superslot la incomparecencia del logotipo del patrocinador principal, tema del que ya he hablado anteriormente. Fijandonos bien, podemos confirmar, además, que de los tiradores de las puertas de ambas reproducciones, solo la que define Revell es la que corresponde al coche real. Entiendo que los tiradores de las puertas que monta Superslot en este modelo corresponden al modelo Quattro Sport A2.

Superslot

Revell

Hay que detenerse en las llantas de cada reproducción para comprobar que ambas son sobresalientes, aunque quizás, por dimensiones, las del fabricante británico tienen un aspecto más espectacular que las de Revell, que al ser más pequeñas, desmerecen un poco la calidad del conjunto.

Superslot

Revell

En lo que se refiere al interior del coche, no hay color, la reproducción de Revell es muy superior a la de Superslot. Aunque el acabado de los pilotos es más brillante en el modelo inglés, más fieles a la realidad, aunque sin grandes alardes, se presentan Stig Blomqvist y Björn Cederberg.

Superslot

Revell

Funcionalmente, ambos son acreedores de los faros efecto xenón, lejanos a los reales, pero muy de moda en nuestra época, motores habituales en ambas marcas de caja corta, situados, en el caso de Revell en la tradicional posición longitudinal y en el de Superslot en posición transversal. La triste realidad es que cuando los sitúas en el circuito, dispuesto a batir todos los records posibles, no tardas mucho en quitarlos. Aunque con el de Superslot si no retiras el imán puedes disfrutar algo más.

Superslot

Revell

Aún siendo así, entiendo que algún avezado slotero querrá saber si existe alguna razón dinámica para decantarse por uno u otro modelo. Para ello, haciendo una rápida comparativa, antes de terminar odiando el hobby, se hace patente que el comportamiento del S1 de Superslot tiene mejores trazas debido a la posición de la guía más adelantada y al ancho de sus neumáticos, que consiguen mejorar la adherencia frente a los neumáticos de mucho más estrechos y con menor perfil de su mellizo de Revell. Por lo demás ambos son satisfactoriamente decepcionantes.

Superslot

Revell

La última vuelta.

Revell

Dos grandes fabricantes con dos grandes reproducciones. Si hubiera de elegir uno para un primer plano en mi vitrina, quizás el de Revell sería el ganador, aunque a los puntos, porque el de Superslot también es una gran reproducción y tiene un espacio en cualquier vitrina que se precie.

Revell

Si lo que queremos es meterlo en pista, mejor el de resina de Team Slot, sin duda.

Superslot

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2020. Powered by Luis Vega. All rights reserved

error: Este contenido está protegido