Seleccionar página

Bowler Nemesis Dakar 2009 Ninco

sábado, 14 febrero 2009
Escrito por: waskalas

Ninco ha decidido fabricar un nuevo molde para enriquecer su escudería de TT, el Bowler Nemesis. Coche evolucionado del Range Rover Sport por el preparador de Off Road británico Drew Bowler.

Poca historia tiene este Bowler Nemesis de 6 velocidades y 4200cc cuyos 8 cilindros en V desarrollan más de 500CV. Su actuación en este Dakar del 2009 ha sido más bien discreta, el primero de los participantes que después de gastarse un mínimo de 173.000 euros en este Bowler ha conseguido la duodécima posición en la categoría de coches por detrás de los VolksWagen, Mitsubishi, Nissan, BMW etc…

Las fotografías corresponden a la tercera decoración que el fabricante catalán ha puesto en circulación, siendo para mi gusto la más bonita de las tres y perteneciente al coche pilotado por los holandeses Tim y Tom Coronel en el Dakar disputado en tierras sudamericanas en el 2009 ocupando el puesto número 71.

Este Bowler de Ninco es hablar del Ying y el Yang de Slot, lo que en nuestro rico castellano es lo que siempre se ha llamado “una de cal y una de arena”

El aspecto general del coche es imponente. Su línea, descendiente del que fuera el TT más mítico de todos los tiempos, el Defender, mantiene en esta moderna versión la belleza que atesoraba el modelo de antaño. Y el aspecto racing que Bowler Off Road le ha proporcionado hace del coche un modelo espectacular. (el Ying).

Cuando nos adentramos en los detalles del coche es cuando nos encontramos que en este Bowler el total no es la suma de las partes (el Yang).

El interior no está decorado y aunque tanto el piloto como el navegante si tengan un mínimo de detalle existe una gran diferencia entre ellos. El impecablemente decorado cuaderno de notas del navegante (el Ying) difiere notablemente del poco trabajado volante del piloto (el Yang), lo que deja un sabor agridulce al observar la cabina.

Cuando contemplamos la zaga podemos comprobar que una vez más el Ying y el Yang están presentes en todo momento,los acabados de molde tanto del paragolpes como del interior de los faros, teórica posición de la matrícula etc son el Ying y contrastan, con los pintarrajeos que acompañan a la tampografía situada en la luna trasera o los pintarrajeos que rodean los faros, el Yang.

En mi opinión, lo mejor de la reproducción es el trabajo realizado en las llantas (el Ying), creo que son dignas de admiración lo bien detalladas que están, y lo peor quizás sea el tampografiado del reloj que representa al patrocinador principal del coche ya que presume de algunas carencias bastante visibles (Yang)

La última vuelta.

Que el Bowler no es un coche histórico o un símbolo del automovilismo está claro, pero sin embargo, es de agradecer a Ninco que nos permita variar los modelos de nuestros parques,

También es indudable su esfuerzo, con máyor o menor acierto, para mejorar dinámicamente sus coches, la gama prorracer y los nuevos motores que anuncian para este 2009 forman parte de este esfuerzo. Por lo que los aficionados a la competición debemos estar agradecidos.

Sin embargo, Ninco parece haberse estancado en la evolución de los acabados de sus coches y en algunos casos incluso sufriendo una involución, pareciéndose más a los que montaban las primeras referencias de la marca y no a los fabricados en 2006 y 2007, momento en el que en mi opinión, la marca española alcanzó su mejor momento.

Por lo que hoy, cuando el Bowler negocia la última vuelta, y a pesar de los esfuerzos, no consigue terminarla en puestos de privilegio. Ninco debería asumir el reto de modelos más populares y dejarse de coches que ni tienen historia ni visos de conseguirla. Amén de recuperar ese equilibrio estético-dinámico que le hizo gala de ser el gran referente del sector para la mayoría de aficionados.

Otras entradas

Citroën Xsara WRC Rally Monte Carlo 2004

Citroën Xsara WRC Rally Monte Carlo 2004

Sébastien Loeb y Daniel Elena consiguieron la victoria en la 72 edición del Rally de Monte Carlo de 2004, primera prueba del mundial, al volante de un Citroën Xsara WRC con mano firme mostrando su candidatura para hacerse con el título.

Ford Sierra RS500 BTCC 1990

Ford Sierra RS500 BTCC 1990

El Ford Sierra RS500 fue un coche creado para competir englobado dentro del grupo A en el BTCC. En 1990 Robb Gravett consiguió el campeonato con este coche consiguiendo la victoria en 9 de las 13 carreras de la temporada

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Información

Copyright © ultimavuelta.waskalas.com 2009-2021. Powered by Luis Vega. All rights reserved

Colabora:

error: Este contenido está protegido