Mitsubishi Pajero Dakar 1992 B. Saby - P. Maimon

Mitsubishi Pajero Dakar 1992 B. Saby – P. Maimon

La edición del Dakar de 1992 vino marcada por el novedoso recorrido de la misma. La organización, en su afán de darle un giro más espectacular a la carrera, decidió que para esta edición el trazado atravesaría el continente africano de norte a sur, una vez fuera de Francia. Desde Rouen se llegó a Misurata, en Libia, y desde allí, cruzando , Libia, Níger, Chad, la República Centroafricana, Camerún, Gabón, la República del Congo, Angola y Namibia terminó la carrera en Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

En aquella edición los primeros puestos de la clasificación fueron ocupados por los Mitsubishi, quienes después de varias ediciones conseguían, por fin un triunfo muy deseado, superando a los Citroën, herederos de los Peugeot, quienes terminaron agrupados del cuarto al séptimo lugar (Waldegard, Vatanen, Ickx y Lartigue).

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

La firma de los tres diamantes consigue por tanto, que Auriol y su inseparable Monnet lleguen a Ciudad del Cabo en primer lugar seguidos del alemán Erwin Weber y en tercer lugar el japonés Kenjiro Shinozuka

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Cabe destacar la actuación del novel en la prueba africana Bruno Saby, que llegó a encabezar la clasificación durante un corto espacio de tiempo hasta que su Mitsubishi Pajero sufrió un vuelco en las pistas de Tumu, casi en la frontera de Libia con Niger. Al final terminó la carrera en un discreto vigesimoséptimo lugar.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Aviso a fabricantes. Serviá y Puig disputaron la carrera africana a bordo de un Lada Samara con motor Porsche (ex de Jackie Ickx) y patrocinio de Trident donde consiguieron vencer en una etapa (Ruacana – Grootfontein) saliendo en octavo lugar y adelantando a todos sus predecesores. Un modelo precioso.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

También fue el año de los primeros GPS . Salvador Serviá comentó después del rally que el aparatito les sirvió para liderar el rally en algunos momentos. Y como curiosidad, también se incluyeron cámaras dentro de las cabinas de los coches. Las imágenes de Serviá cantando “Granada” mientras conducía su Lada Samara dieron la vuelta al mundo.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Mitsubishi Pajero Dakar 1992

Con un Mitsubishi Pajero blanco de Power Slot como base, nuestro compañero, Miguel Ángel Laciana crea esta decoración del modelo que Bruno Saby pilotó en la carrera más dura del mundo de 1992.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Es increíble el trabajo realizado con las calcas. Doy fe, que lo he intentado un par de veces en otro Pajero y en todas las ocasiones ha sido completamente imposible hacerlo medianamente bien.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

El coche está lleno de detalles, el trabajo de Power Slot en este modelo fue bastante aceptable, aún con las ruedas un poco fuera del paso, el coche luce bastante bien.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

En el frontal del coche, una vez más, la cuidada decoración le proporciona un acabado excelente. Y la zaga apunta al mismo nivel coronada con los dos faros superiores de gran factura

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Los faros también son un punto positivo para este coche gracias a que no se ven de manera palpable los típicos vástagos que sirven para fijarlos a la carrocería

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Las llantas son lo más alejado del vehículo real y la verdad es que, aunque están bien hechas, desmerecen un poco la decoración de este Mitsubishi. Unas que le podrían ir bien son las que monta el Ford Focus de Carlos Sainz de Scalextric o (si caben) las que monta el Audi Quattro S1 de Michelle Mouton de Superslot.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

En el interior del coche solo destacan los pilotos. El salpicadero está sin decorar, pero aún así el trabajo es de agradecer.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

El chasis es el calcado de Scalextric (¿por qué será?), con motor longitudinal de eje largo que transmite la potencia por piñones a las coronas de ambos ejes. Se trata de un coche divertido, con sus limitaciones, aunque verle negociar los tramos es una auténtica delicia.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

La última vuelta

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Siempre he querido hacerme con una unidad de este modelo, ya que creo que tiene una de las más vistosas decoraciones del Dakar y aunque solamente haya sido en calidad de prestada, no he querido desaprovechar la ocasión de hacerle un pequeño homenaje. Gracias Luis, compañero. Creo que no se te va a olvidar que te la devuelva, pero que sepas que seguro me hago el tonto.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

Gran trabajo de Miguel Ángel sobre esta base del Pajero. Una labor muy muy profesional que genera, al menos en mí, la mayor y más sucia de las envidias.

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

“Mitsubishi_Pajero_Dakar_1992”

waskalas

Profesional del mundo digital y aficionado al automovilismo y al slot desde que recuerdo. Los vicios adolescentes consiguieron que perdiera la senda durante algún tiempo. Pero bien está lo que bien acaba

Latest posts by waskalas (see all)

Leer entrada anterior
Range Rover Dakar 1991
Range Rover Dakar 1991

No parecía que iba a ser un buen año. Los misiles Patriot lanzados desde tierras...

Cerrar