Ford Escort MK II SCX vs Superslot

Si el Audi S1 es uno de mis coches top de rally, el Ford Escort MKII es otro de ellos. Un coche al que cualquier decoración le queda de lujo, da igual el color o lo que anuncie. Un coche que era barato, fácil de preparar y que hizo de los rallys británicos su hogar y su máximo palmarés. Por tanto, fue un coche utilizado muchísimas veces en rallys y que fue decorado con múltiples sponsors.

Para la comparativa he elegido El MKII del RAC de 1977 pilotado por Bjorn Waldegard y Hans Thorszelius de Scalextric España y el pilotado por el malogrado Bertie Fisher y Austin Frazer en el Circuit of Ireland Rally de 1979 de Scalextric inglés.

Ambos modelos disfrutan de un blanco inmaculado y un brillo excelso, y en ambos casos la tampografía es excepcional. Sorprende en el caso del modelo español, aunque dicho modelo corresponde esa pequeña etapa en la que Scalextric parecía que hacía las cosas mucho mejor y sus coches empezaban a competir físicamente con otros de otras marcas. No duró mucho, pero bueno…

Si buscamos fidelidad con el modelo real cabe decir que al modelo de Superslot le faltan logotipos en el techo, maletero y alerón principalmente, además debería montar la antena en el techo que le sobra al modelo de SCX, cuyos espejos también están de más y el logotipo del sponsor principal que se sitúa sobre el guardabarros trasero, no debería tapar dicho guardabarros, debería estar completamente perpendicular al suelo en el lateral del coche.

Sin entrar en los detalles la mayor diferencia que hay de un modelo a otro es sobre todo la cabina, más alta y ancha en el modelo inglés, siendo la de SCX más estilizada, al igual que el resto del coche, sin embargo comparten centímetros cuando hablamos de longitud.

La otra diferencia más significativa está en los guardabarros que cubren los pasos de rueda, donde esta vez el modelo español se lleva el positivo por su parecido con el modelo real. Aún estando más detallado el inglés.

Si miramos a través de las ventanas, en este caso el inglés es justo vencedor, pero a los puntos, sin alardes, las barras antivuelco es el elemento que hace que te inclines hacia los de más allá del canal. Los faros traseros no son un elemento que incline la balanza de la elección de un coche sobre el otro, en ambos casos no son demasiado notables y sorprendentemente, en el resto de la zaga, el modelo de SCX está mejor detallado que el modelo inglés.

Lo mismo ocurre con el frontal, cuya farera supletoria en el caso del modelo fabricado por Superslot es algo más basta, amén de que el logotipo de Ford situado en la parrilla corresponde a los modelos antiguos y no al real que ya estaba lustrado con el óvalo con las letras del fabricante sobre fondo azul. Sin embargo, si nos aproximamos al coche observamos que los elementos tampográficos son mejores en el modelo de Hornby, tal y como era de esperar. Pero si hemos de elegir unas ópticas, las del scalextric ibérico son de pata negra.

Las llantas en ambos modelos son lo suficientemente serias para admirarlas con detenimiento, aunque quizás las de Hornby tienen ese punto más de detalle en el acabado que aumentan la calidad de la reproducción.

Una vez que nos emocionamos tanto al mirarlos y decidimos que tenemos que dar un paso más, nos disponemos a ponerlos sobre las pistas del circuito… con el resultado esperado. Los coches de Hornby son muy bonitos, están bien hechos y tienen modelos muy apetecibles, pero en pista son muy deficientes. Esperemos que los nuevos chasis que va a comercializar Slot.it para algunos modelos del fabricante inglés mejoren lo que vivimos habitualmente con estos coches. Con suerte, siendo un modelo tan representativo de la historia de los rallys en Gran Bretaña el Ford Escort MK II recibirá alguno.

El modelo español, sin mostrar demasiadas virtudes se mueve en pista con mucha más soltura que su colega inglés, aunque es algo nervioso y tiende a levantar la pata, es mucho más rápido y divertido. No hay color. Ambos comparten las luces de efecto xenon lejos de las que estos coches llevaban en la realidad, pero parece se que esto se ha convertido en un estándar.

La última vuelta

El Ford Escort MKII es el coche que más se puede identificar en los rallys británicos y es otro de los coches que junto con el Audi S1 y alguno más están en mi top de coches de rally molones. Creo que tanto SCX como Hornby han hecho un gran trabajo con sus reproducciones, pero a mi modo de ver el español está un punto por encima en mucho sentidos, entre ellos el más importante, se puede jugar con él y disfrutarlo mucho más y mejor que el inglés.

Estéticamente están bastante parejos aunque en mi opinión, también el de SCX llena más la vitrina que su primo hermano, siendo este también una gran reproducción.

waskalas

Profesional del mundo digital y aficionado al automovilismo y al slot desde que recuerdo. Los vicios adolescentes consiguieron que perdiera la senda durante algún tiempo. Pero bien está lo que bien acaba
Leer entrada anterior
Audi Quattro Sport S1 Superslot vs Revell

Como era previsible, al final no he podido resistir la tentación de adquirir el Audi...

Cerrar